Mapa de recursos


Les proponemos una detenida visita a Muxía

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Muxía es uno de las villas marineras más emblemáticas de la Costa da Morte.

Los visitantes encontrarán en Muxía, además de su mítica y espectacular costa, una preciosa villa marinera con un rico patrimonio de iglesias, capillas o cruceros y otros elementos etnográficos de enorme atractivo.

 
Desde la Punta de la Buitra se contempla Muxía con su puerto abierto al mar. En esta península estrecha, roca pura entre arenas, se asienta la villa marinera y atlántica. El océano se abate contra las casas apiñadas, contra las rocas y contra la iglesia románica, abierta a los temporales: esta costa desolada está ligada al recuerdo de los fabulosos santos irlandeses y a las ballenas.
Muxía es villa de marineros, percebeiros, mariscadores . Gente dedicada casi en exclusiva a la pesca. Y es que esta tierra vive del mar, su principal fuente económica. Los paseos por Muxia acaban siempre frente a la ría de Camariñas, que ciñe a esta península por sus tres costados. Contemplar como se hacen a la mar los pequeños barcos del cerco y de bajura, para después perderse por las calles de esta villa y admirar sus casas marineras, las casas del pincho, sencillas y muy bien conservadas.
Muxia cuenta con un importante puerto pesquero.Por sus calles estrechas pasan cada año miles de peregrinos y turistas que se acercan hasta el santuario de Nosa Señora da Barca. Todos los caminos, todas las rúas, llevan a la Punta da Barca. Y este camino, entre muros altos, rodea el monte Corpiño: un camino muy antiguo y venerado por los peregrinos que acuden a este otro Finisterre Atlántico.
La Punta da Barca parece que aproa el océano con el espolón de su santuario barroco. La península está rodeada de bajos y rocas que se adentran hasta los 500 metros mar adentro: escollos y arrecifes que hacen difícil la navegación por esta costa peligrosa. Los veleros deben pasar a 600 metros de tierra al bordear la península. Laberínticas y retorcidas, las huertas del Campiño parecen las ruinas de un poblado castreño. En primera línea de costa, los cultivos de patatas y hortalizas se protegen de los temporales con estos muros altos, de piedra seca.
La ermita de Muxía, de estilo barroco, se alza imponente frente al océano. El santuario con altar barroco y retablo del escultor Romay, guarda la imagen de la Virgen que, atrae cada 8 de septiembre, a los devotos que vienen en romería a Muxia. El templo se protege del mar entre rocas esculpidas por el viento: A los pies del atrio está la barca más prodigiosa, "o tellado de pedra", obra del océano "muxidor": La Pedra de Abalar es una escultura de la naturaleza: Una losa de granito que se sostiene en difícil equilibrio. El santuario está muy vinculado a la ruta jacobea. Para algunos peregrinos el camino de Santiago remata en Finisterre, frente al Océano Atlántico. Pero antes debe pasar por Muxía.
El peregrino, tierra adentro, descubrirá la Muxía interior, y podrá seguir las huellas de los monjes benitos que fundaron monasterios por estas tierras: Se pueden visitar las iglesias románicas de la Costa da Morte, que no son pocas: cada parroquia tiene su iglesia adornada de canecillos, columnas y capiteles labrados en la piedra de este país.
El monasterio de Moraime, fundando en el siglo xi, fue asaltado por normandos y sarracenos; y saqueado más tarde por la nobleza rural: Este monasterio dependía de San Martín Pinario como muestra su escudo con árbol y dos conchas. La iglesia primitiva de San Martiño de Ozon, románica, conserva dos hermosos ábsides de forma circular, con una variada colección de canecillos: Su campanario es barroco. La iglesia románica de Frixe fue construida en el siglo XII: En el ábside exhibe varios canecillos con temas vegetales y animales.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook