Mapa de recursos


El Oro del Sil

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Aunque a estas alturas hablar del oro del Sil parezca de leyenda, no es así.

El río Sil, nuestro Sil, fue la explotación aurífera más importante del Imperio Romano. En su cuenca, además de un paisaje de belleza incontestable, aún quedan vestigios de aquel entonces.

 
Huellas y tradiciones como la que ahora se intenta recuperar en Valdeorras: el bateo del oro. Hasta aquí llegan, desde hace un par de años, estudiantes, mineralogistas o, simplemente, amantes de la naturaleza a ?peneirar? en las orillas del Sil. Son miembros del Club Español de Bateadores Aficionados y del Grupo Mineralogista de Madrid, claro que ninguno de ellos espera encontrar una fortuna, al menos en oro, que al final, no es lo que importa. Como mucho, nos podremos topar con alguna pepita de tres o cuatro milímetros, el resto es polvillo de oro, eso sí, después de mucha paciencia para cribar el sedimento y con una gran precisión para aprehender los granos casi microscópicos. Viéndoles podemos imaginarnos cómo debió de ser el trabajo de las ?aureanas?, las mujeres de la comarca que bajaban al río descalzas para arañar su tesoro y llevar a sus hogares un aporte económico extra, tal y como se hizo en estas tierras de Valdeorras desde mucho antes de la llegada de los romanos y en un río que para muchos sigue siendo de oro.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook