Mapa de recursos


Vigo, la Calle de las Ostras

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Desde Galicia Para El Mundo les invitamos ahora a comer ostras en A Pedra.

A Pedra, la calles de las ostras es uno de los lugares de Vigo más visitados por su pintoresquismo y por su pasado.

 
Los cruceristas, los que llegan a la Estación Marítima de Vigo a bordo de un imponente trasatlántico, suelen encarar la calle Carral, hacia arriba, que es rúa vieja y en cuesta, llena de tiendas de souvenirs que sobreviven al paso del tiempo. Los turistas más curiosos, sin embargo, encaran Vigo por detrás del Hotel Bahía, que es ahora calle nueva y en otro tiempo fue lugar de misterio y contrabando. Los turistas iban, entonces, en busca del mercado de A Pedra, en cuyos puestos se vendía, lo mismo tabaco rubio barato, procedente del contrabando de los barcos mercantes; que sedas de la India o alfombras persas, junto a radio casettes de ocasión procedentes de Canarias.
A los comerciantes de A Pedra les gusta decir que es el " puerto franco" de Vigo, por eso hay tantas oportunidades.
En la modernidad han remodelado el mercado y cubierto la calle en donde, a decir de los vigueses, está el principal atractivo de la zona: las mejores ostras del mundo, que venden por docenas, abiertas al momento, en pequeños puestos, mujeres de Arcade. Y que se degustan en los bares del entorno que conserva su tipismo. Porque ya nada tiene este mercado que ver con La Piedra de hace 10 años. Totalmente remodelado, sus instalaciones son dignas de cualquier centro comercial. Antiguamente se vendían productos exóticos que los marineros traían de otros países, ahora se vende ropa de marca de imitación a muy buen precio. No faltan tampoco, como buena ciudad turística, las tiendas de souvenirs. A esto hay que añadir el atractivo de encontrar justo al salir del mercado la Calle de la Pescadería totalmente cubierta. Es la calle de las ostras, ya para los vigueses, uno de los principales atractivos de la ciudad.
Los turistas que se acercan hasta aquí no se pueden marchar sin haber degustado nuestro marisco, puesto que son abundantes los restaurantes que aquí se encuentran.
Esta excursión por ejemplo con gente de Murcia, de Valencia, de Benidorm. No dudaron en hacer una parada a media mañana. Y es que las ostras que estas señoras de Arcade traen cada día se vuelven irresistibles. Sólo tienen que hacerse con un plato y en el bar les servirán la copita de vino y el limón. Un buen aperitivo antes de comer. Después podrán seguir disfrutando del encanto de la ciudad vieja por la zona de los vinos, sentarse a disfrutar de la calma de la Plaza de la Constitución o volver al puerto, de donde salen los grandes cruceros que dejan de verse al pasar las Cíes.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook