Mapa de recursos


En el Camino del Norte

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Mondoñedo, piedra labrada que encuentra el peregrino en medio del camino, justo antes de adentrarse en las verdes praderas de la Terra Chá.

Por Mondoñedo pasa el Camino del Norte, también conocido como Ruta Cantábrica o Camino Alto. Fue el primer itinerario utilizado justo después del descubrimiento de la Tumba del Apóstol.

 
Cuando avanzó la reconquista y Cluny pudo organizar el Camino francés, esta ruta de terreno accidentado cayó en el olvido. Pero en la actualidad está volviendo a ser considerada. Algunos tramos han sido ya recuperados y otros estarán a punto para el Xacobeo 2004, el año en que de nuevo, se abrirá la Puerta Santa en la Catedral de Santiago de Compostela. Empezando aquí el camino se puede conseguir la Compostelana. De momento sólo cuenta con un pequeño albergue, pero existe la promesa de construir otro. Cuando llegan a Mondoñedo, los peregrinos de la ruta norte ya han pasado por Ribadeo y por la vecina Lourenzá. Desde allí tienen que atravesar el valle del Masma y también su corriente. Uno de los pasos más difíciles del camino era atravesar los ríos, por eso, tropezar con un puente era señal de buena suerte. Uno de ellos permitió durante muchos siglos atravesar el río Masma, a hombres, carros y peregrinos. Con toda razón, en la edad Media construir un puente o un hospital era una obra de caridad. También las fuentes eran de gran utilidad. En Mondoñedo, los peregrinos se paraban en la Fonte Vella para asearse y saciar su sed antes de entrar en la catedral. Como peregrino o como simple turista, es muy recomendable una visita a esta ciudad monumental, declarada Conjunto Histórico Artístico en 1985. Para llegar a ella debemos dejar la Autovía del Noroeste a la altura de Baamonde y rodar por la carretera nacional 634, que enlaza Coruña y Asturias. Descubrimos Mondoñedo a la altura del Hotel Mirador. Desde una atalaya destaca la Catedral, presidiendo un núcleo urbano que Alfonso VII elevó a la categoría de ciudad, y que llegó a ser una de las siete capitales del antiguo Reino de Galicia. Al peregrino todavía le quedan Abadín, Villalba, Baamonde, Sobrado dos Monxes, y Arzúa, antes de alcanzar el Monte do Gozo. Entretanto estas tierras le irán ofreciendo paisajes infinitos, las casas salpicadas por los valles y de cada casa sale un camino. Caminos de arrieros y de pastores, de ganaderos y monjes, mercaderes, moinantes, artesanos,... Vías, veredas, calzadas, carreteras. Todo fue naciendo alrededor de los caminos. Hasta parece que uno renace recorriendo estas sendas de peregrinación a Compostela en las que nos vamos encontrando con toda la historia de este país y con su futuro.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook