Mapa de recursos


La Galicia Natural es Nuestra Gran Ecofarmacia.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Mil hierbas medicinales pueblan los bosques de este país, que son su ecofarmacia.

En los espacios naturales no solamente encontramos paisajes admirables. Su riqueza es inconmensurable y lo es hasta el punto de ofrecernos mil hierbas medicinales.

 
Estamos acostumbrados a ver paisajes increíbles, de bosques centenarios; ríos que atraviesan el país alimentando tierras; montes pétreos de formas insólitas, admirando la belleza, la estética del lugar. Hoy queremos mostrarles otra forma de ver la naturaleza de este país.
El bosque gallego es una gran fuente de materias primas, de remedios para la salud.La mayoría de las plantas tienen propiedades beneficiosas para el organismo. Aunque no nos olvidamos del agua, que es casi milagrosa, manantiales que son beneficiosos y sanadores incluso para los más incrédulos. Muchas veces son tradiciones las que nos hacen creer en el poder curativo, romerías que sanan, piedras como las de Muxía que atraen cada año a más visitantes en busca de fecundidad, bálsamo del dolor de espalda o de cabeza.
Ya desde la antigüedad la naturaleza era fuente de remedios, la farmacia. Las plantas ayudaban a calmar los dolores menstruales, los de parto, muelas o garganta. Algunas de estas creencias se mantuvieron hasta nuestros días y ya ha surgido todo un comercio alrededor de la medicina natural. Nunca está de más conocer las poderosas propiedades de la naturaleza que nos rodea.
Los bosques de carballos centenarios son fuente de taninos y flavonoides, que le proporcionan a su corteza propiedades astringentes, antisépticas, antiinflamatorias y hemostáticas. Es decir que podemos utilizarlo como alivio de faringitis, anginas, llagas en la boca, hemorragias nasales o grietas en la piel.
Del eucalipto conocemos que es un remedio eficaz para la cura de catarros, gripe, asma y problemas respiratorios. Pero no sabíamos que sirve para rebajar el nivel de azúcar de la sangre, para desinfectar heridas de la piel y para los dolores de articulaciones y músculos.
El castaño nos ayuda a detener las diarreas, a calmar la tos y como champú natural para los cabellos rubios.
Las riberas de los ríos gallegos son como un herbolario. Encontramos hierba de San Juan, que se usa para las quemaduras, heridas, como diurético incluso su aceite es cicatrizante y astringente.
El brezo, nuestra queiruga, que tiñe el monte de color púrpura se puede emplear como antidiarreico y antiséptico de las vías urinarias.
El hinojo o fiuncho, con un cierto olor anís y hojas como hilos sirve para casi todo, tos, asma, inflamaciones, malas digestiones, flatulencias.
La ortiga, incómoda por los picores que provoca, tiene la propiedad de detener las hemorragias y estimular el aparato digestivo, tiene más hierro que cualquier otro vegetal.
Otra de nuestras joyas es el romero que tanto usamos en las comidas. Es desde siempre una hierba muy apreciada en Galicia por sus propiedades contra el reuma y los golpes, aunque es también una de las hierbas que se usa en la mezcla de San Juan para ahuyentar a los malos espíritus.
Las flores del toxo son casi milagrosas para el hígado y ya se están estudiando sus propiedades contra el cáncer.
De la xesta se aprovecha casi todo, aunque no conviene a los animales, para ellos es tóxica. Las flores como diurético, las ramas son buenas para evitar las palpitaciones y además es una fantástica escoba.
De la higuera aprovechamos una buena siesta, del ciprés su bella sombra alargada, aunque escapamos de la del nogal que es mejor no pisarla, del acebo un beso, el Carballo nos cura el corazón de un mal de amores…. Nos consuela el alma
Mil hierbas medicinales que pueblan los bosques de este país, que son su ecofarmacia. coba.
De la higuera aprovechamos una buena siesta, del ciprés su bella sombra alargada, aunque escapamos de la del nogal que es mejor no pisarla, del acebo un beso, el Carballo nos cura el corazón de un mal de amores…. Nos consuela el alma
Mil hierbas medicinales que pueblan los bosques de este país, que son su ecofarmacia.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook