Mapa de recursos


Romería Vikinga de Catoira

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Visiten con nosotros a la Romería Vikinga de Catoira.

La Romeria Vikinga es una de las celebraciones mas conocidas en Galicia; su fama incluso traspasa las fronteras de España.

 
El municipio pontevedrés de Catoira se ubica en la margen izquierda del río Ulla justo donde sus aguas se unen con las de la Ría de Arousa, formando un bello estuario. Las Torres de Oeste antes de la construcción del puente. La estación de tren, la fábrica de cerámica, los tipos populares y la vida cotidiana. Son imágenes tomadas por el fotografo local Pasarín, en los años 60. Son la memoria de Catoira. Y este fue el primer vikingo de Catoira: Pedro, O Montañés.
Asi empezó la fiesta histórica más internacional de Galicia: La Romería Vikinga, la fiesta rachada por excelencia. Hoy la imagen vikinga está en cada rincón de Catoira : en las rotondas, en las cornisas, en los rótulos. Y no podía faltar una taberna vikinga. Este el escenario de la romería: las Torrres de Oeste, el Catellum Honesti, origen de la fiesta y de Catoira. La fortaleza de Oeste fue llave y sello de Galicia, fundamental para la defensa de Santiago, pues impidió durante siglos el ascenso por el Ulla de las naves normandas, vikingas y sarracenas. Pero el terror de aquellos desembarcos acaba ahora en jolgorio, y en vez de sangre corre vino tinto del Ulla. Una fiesta en la que participa y se implica cada hijo de vecino, porque la sienten como suya.
La Romeria Vikinga es una de las celebraciones mas conocidas en Galicia; su fama incluso traspasa las fronteras de España. Desde que se hizo tan turística y multitudinaria, la organización es cada vez mas compleja. El programa se prepara a lo largo de todo el año, para que el dia D todo este a punto y el desembarco no decepcione.
Las barcos son una replica de las drakkar que se encuentran en museos de Dinamarca. Pueden moverse a motor, a vela y a remo. Siempre es una aventura navegar en drakkar el estuario del Ulla. Pedro participó en muchos desembarcos vikingos, aunque ahora prefiere hacerlo desde tierra encargándose de la seguridad. La drakkar nos acerca a la Isla dos Ratos, un peñasco con un cruceiro situado en medio del río Ulla. Es una ocasión execelente para contemplar de cerca este hermoso cruceiro, solitario como un naufrago en su isla. Pasada la romería, y sin vikingos en la costa, Catoira es un remanso de paz.
Esta es tierra de buenos gaiteiros: Por eso no es raro que naciera aquí uno de los grupos folk mas internacionales de Galicia: Milladoiro. Tres de los fundadores del grupo son de Catoira. Pepe Ferreirós empezó su carrera musical en el grupo de gaitas Faiscas do Xiabre. La taberna vikinga se anima con los parroquianos que a esta hora toman el aperitivo. Muchos participaron en algún desembarco y siempre les gusta comentar anécdotas sobre la romería. José García organizó varias ediciones de la fiesta.
Muchos de estos veteranos vikingos son jubilados de la fábrica Cedonosa, la empresa que durante 25 años organizó y financió la romería vikinga. La fábrica de cerámica fue el motor economico de Catoira durante cuatro décadas. Exportaba gres rústico a toda España. Pero la empresa cerró hace tres años y ahora esta nave inmensa, con la extensión de tres campos de fútbol, es la imagen de la desolación. La crisis del ladrillo afectó especialmente a este municipio pontevedrés de 3.500 habitantes. En Cedonosa llegaron a trabajar hasta 600 personas en sus mejores. La desaparición de la fábrica fue un duro revés para esta pequeña población. Su situación privilegiada en la ría de Arousa hace de Catoira un destino turístico atractivo. Es la apuesta de futuro. La zona posee valores naturales y paisajísticos suficientes para desenvolver un turismo ecológico y cultural, e incluso gastronómico. Un plato local típico es lamprea que pescan en el estuario los valeiros de Pontecesures.La lamprea a la bordelesa es una especialidad de Casa Emilio. La oferta de turismo rural está dando sus primeros pasos y desde hace tres años abrieron tres casas rurales.
El paseo por sus rutas senderistas, el recinto de las Torres de Oeste, las visitas a sus aldeas o una excursión a la isla de Cortegada, tan próxima, son razones suficientes para una escapada de fin de semana. Y el visitante siempre tiene la desembocadura del Ulla, uno de los paisajes fluviales de catálogo de Galicia.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook