Mapa de recursos


En busca del pasado

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Un paseo por la historia de Boiro.

Para encontrar el origen de Boiro hay que visitar las Mámoas del Barbanza, uno de los asentamientos humanos más antiguos de Galicia, del que existen numerosas referencias arqueológicas: alrededor de 30 monumentos funerarios con mas de 5.000 años de antigüedad.

 
Hoy en día quedan en pié los restos de las mámoas Casota do Páramo y Arca do Barbanza, el mayor monumento funerario de Galicia... En esa época habitaban estas tierras los oestrymnios, la tribu que dio origen a Galicia. Cuando estos se mezclaron con los celtas, crearon los castros. Del siglo VI antes de Cristo, data el de Neixón, considerado el de mayor antigüedad de cuantos se conservan en Galicia. En él se hallaron hachas pulimentadas, así como restos de piezas de cobre y de estaño. En busca del estaño y del oro llegaron aquí los romanos, que construyeron uno de los ramales de la Vía Per Loca Marítima, concretamente el que transcurría entre Abanqueiro y Taragoña. Los romanos crearon las primitivas colonias agrarias, de ahí el origen de la toponimia de algunas parroquias y lugares. Abanqueiro viene de Bancarius. Ferreiros de Ferrarios. Y Cespón de Sispaón. En Cespón se instalaron en la Edad Media los monjes Bernardos del monasterio de Sobrado, creando un priorato del que se conserva la Iglesia románica. En Cespón podemos admirar uno de los pocos cruceiros triples de Galicia. Románicos son también los templos de Abanqueiro y Lampón. Y en el año 1.106, el arzobispo Gelmírez instaura la feligresía de Boiro, que pasa a depender directamente del Cabildo compostelano. La más importante fortaleza de Boiro, la Torre de Goiáns, fue destruida en el siglo XV por los Irmandiños, que se revelaron contra el poder feudal, poder que aquí detentaban los Fandiños y los Mariños. La Torre de Goiáns fue reconstruida como Pazo por Domingo de Andrade y hoy se conserva magníficamente. Además queda en pié el Pazo de los Piñeiro, Marqueses de Bendaña, situado en Agüeiros. El caserío se derrama rodeando la ría de Arousa, tan inmensamente campesino como marinero. Y en uno de los parajes más sugestivos de la Rúa do Camiño Vello de Boiro, se abre con esplendor versallesco y avenida de cepas albariñas, el Pazo de Fonteneixe. De fondo una verde y rumorosa espesura de pinos. El manantial que da nombre al pazo brota torrencial por el zócalo del edificio en forma de fuente.
En el siglo XVII ya tenía este municipio vocación marinera: el Puerto de Cabo de Cruz tenía censados 22 barcos de pesca, que capturaban “cuatro mil millares” de sardinas al año. En los primeros años del siglo XIX, un grupo de privilegiados de Abanqueiro libraban del servicio militar mediante la elaboración de un “escabeche real de ostras”, para los banquetes de la familia real española. A principios del siglo XIX comenzó la emigración a América. La luz eléctrica llegó a Boiro en el año 1926, en que el presupuesto municipal era de 58.000 pesetas.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook