Mapa de recursos


Entre el Mar y la Tierra.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La población en verano se duplica, Boiro comienza a convertirse en un centro vacacional.

La vía rápida nos lleva en escasos 40 minutos al municipio de Boiro. 8 parroquias que tienen el privilegio de extenderse entre la parte meridional de la Sierra del Barbanza y la margen derecha de la exuberante Ría de Arousa.

 
Ya es una de las zonas más pobladas de la provincia con casi 20.000 habitantes, y ahora van a comprender por qué. El casi centenar de núcleos de población sobre todo el principal, Boiro, ha crecido prácticamente de espaldas al mar, con más ojos puestos en la sierra. A priori esto podría suponer una desventaja. Y lo ha sido hasta ahora. Pero así toda esta zona ha permanecido prácticamente ajena al feísmo urbanístico, al desmesurado crecimiento de hace unas tres décadas. Por eso ahora con otras concepciones estéticas en la mano, Boiro se va a abrir al mar. Todo es potencial, pero promete. Este es un paso más del tremendo proceso de crecimiento y desarrollo que está experimentando esta zona en los últimos años. Su economía e industria han explosionado definitivamente, y esto ha afectado a cada uno de los núcleos que se extienden a lo largo de esta franja litoral de 37 kilómetros. Hay industrias que llevan casi 50 años establecidas como la textil Jealfer, y también Madó o Maperlán. Desde hace ya un tiempo han despegado y sus prendas se pueden comprar en multitud de establecimientos. Aunque como es lógico, el mar es la principal industria y fuente de riqueza. Desde las mariscadoras, a los mejilloneros, a las industrias conserveras. Pita es estacional, y Jealsa es una de las fuertes, les estamos hablando de la Rianxeira. La planta principal fabrica conservas de atún, y su crecimiento ha sido espectacular. Dentro de poco estarán en Argentina. Los astilleros de O Chazo son menos productivos pero conservan una manera artesana de reparar las embarcaciones, la carpintería de Ribeira. Y de las dornas y las gamelas, nos vamos a hablar de turismo. No es la principal fuente de recursos pero podría serlo en el futuro. No está demasiado explotado pero hay muchas iniciativas encaminadas a mejorar esta situación. Por ahora cuentan con un hotel, un camping, y tres casas de turismo rural. La población en verano se duplica, Boiro comienza a convertirse en un centro vacacional. Pero es casi imposible cuantificar cuantos turistas vienen porque la mayor parte reside en pisos de alquiler. De hecho muchos son de su propiedad y durante el año permanecen vacíos. Los de alquiler están ocupados por profesores durante el curso escolar. La demanda no decrece, Boiro cada vez tiene más población, y el sector de la construcción vive un buen momento. Los pisos pueden comprarse por unos 60.000 euros, unos 10 millones de pesetas, precios inconcebibles en otras zonas. En algunas parroquias como Cespón, o Abanqueiros, persiste el Boiro rural. Poco a poco el lugar del minifundismo lo empiezan a ocupar nuevas ideas a la sombra de los miles de árboles que proveen de madera a la industria forestal, entre los que se pasean los caballos de raza autóctona. No les decimos nada más, sólo que todos los turistas que van, repiten.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook