Mapa de recursos


Fiestas de la Historia en Catoira y Ribadavia

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

En Galicia la Historia nos apasiona y por eso celebramos mas de medio centenar de fiestas para recordar sus hechos

Sería imposible recorrerlas todas en tan poco tiempo pero en esta ocasión les hablamos de una invasión vikinga en Catoira y del Medioevo en una villa tan bella como Ribadavia.

 
A los gallegos nos encanta traspasar las barreras y viajar en el tiempo. Por eso hay más cincuenta fiestas históricas a lo largo y ancho de toda la geografía del país. Son fiestas declaradas de interés internacional y todos los años resultan los eventos más multitudinarios del país. Nacieron para recordar la historia, pero ahora son citas de confraternidad incluso internacional. La Romería Vikinga de Catoira y la Festa da Istoria de Ribadavia son ejemplos de ese interés turístico y también de confraternidad entre los pueblos.
Catoira fue el lugar preferido por uno de los más influyentes obispos de la poderosa mitra compostelana, Diego Gelmírez. Nació como pueblo en el entorno de las medievales Torres de Oeste y fue paso obligado del Camino real entre Vilagarcía y Compostela. Es población antigua y antes de ser invadida por los vikingos lo fue por los normandos y los islámicos, pero solo los guerreros del casco con cuernos conquistaron la fortaleza en el año 968. El primer domingo de cada mes de agosto se celebra la Romería Vikinga de Catoira una de las fiestas más espectaculares de todas las históricas del país, por algo ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional. Es uno de los acontecimientos más multitudinarios del calendario festivo gallego. Su mayor plasticidad la logra el desembarco de los vikingos, que llegan a bordo de una réplica de sus típicos drakares, los barcos que utilizaron cuando en el siglo XI conquistaron Torres del Oeste. Hay un simulacro de batalla en la que los protagonistas van vestidos como en la época profiriendo gritos de guerra. Al final, todo termina en paz. Se come y se bebe. Se ríe y se baila. Y los vikingos reciben el homenaje de todo un pueblo que hoy en día está hermanado con el danés de Frederikssund, cuya representación asiste al evento todos los años.
Ribadavia es el corazón del Ribeiro, uno de los más hermosos geodestinos de la provincia de Ourense. Se llama así por el famoso vino que trajeron los romanos y nos enseñaron a elaborar los monjes de los monasterios próximos de San Clodio y Melón. La villa toma su nombre del río Avia, que se entrega al Miño en su proximidad. Tiene tres pasiones, además de por el vino y el agua, que la colma de belleza, por la historia, a la que dedica su mejor fiesta cada último domingo de agosto. Los romanos fueron quienes la llamaron Rippa Avie y fue capital del antiguo Reino de Galicia. Conserva uno de los cascos antiguos más interesantes de este país. Destacan en él el castillo de los Sarmiento y el barrio de la Puerta Nueva, que fue importante asentamiento judío. También la iglesia de Santiago, la joya de la corona del románico de todo el Ribeiro. Los paisajes de vino y agua son los que configuran los espacios naturales más bellos.
Cada año son más los miles de concurrentes a la Festa da Historia, nacida para leer el pasado de la villa en sus calles, en las fachadas de sus edificios más emblemáticos y en sus empedradas calles. Este evento, aunque de carácter lúdico, recuerda las tradiciones y vivencias del pasado con una perfecta recreación medieval, en la que están representadas las diferentes culturas, religiones, profesiones y clases sociales del Medioevo. El último domingo de agosto tendrán ustedes la oportunidad de asistir a una nueva edición de esta fiesta que moviliza a miles de personas, aunque el de este día no es más que el resultado del esfuerzo que hace, durante todo un año, todo un pueblo enamorado de su historia. Porque durante todo el año, en Ribadavia, se puede asistir a cursos organizados sobre artesanía medieval, restauración de juegos populares, exposiciones y otras manifestaciones culturales.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook