Mapa de recursos


Mugardos, la Ruta de los Castillos

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La Ruta de los Castillos de Mugardos es inolvidable.

Si les ha gustado la fachada marítima de esta villa de Mugardos, nada mejor que seguir navegando para contemplar las sorpresas que nos depara una de las rías más bellas de Galicia.

 
Mugardos es el municipio más pequeño de Galicia, apenas ocupa 12 kilómetros de superficie. Pequeño, pero pródigo en paisajes bellos y vistas panorámicas sobre la ría de Ferrol. El puerto es un punto de partida para cualquier excursión por la península de Besoucos que penetra en el mar como un espigón: un balcón natural sobre la ría de Ferrol, con la base naval de A Graña y la mole del castillo de San Felipe en la otra orilla.
La ruta de los castillos es inolvidable. La carretera costera que lleva a La Palma bordea la ensenada de O Baño, ceñida de bosques frondosos. Los árboles bajan hasta la orilla del mar. Las chalanas esperan la marea, varadas en la arena o amarradas a los muros de los huertos. Muy cerca se encuentra el pazo das Condesas, hoy abandonado. Un desvío por el Camiño Vello lleva al lugar de A Redonda, con su faro y con una pequeña ensenada. Siguiendo la carretera estrecha se disfrutará de una vista grandiosa sobre la boca de la ría con los dos castillos enfrentados. Estas fortificaciones jugaron un importante papel estratégico y defensivo en el pasado. Su origen se remonta a 1597. Los castillos carecían de armamento pues su función se limitaba a la vigilancia del paso marítimo. El edificio actual, levantado a finales del siglo XIX, está previsto convertirlo en un hotel de lujo. Desde el mar se tiene una perspectiva diferente de la entrada de la ría con los dos castillos enfrentados.
La otra excursión nos lleva a la ensenada de Seixo, un remanso de paz en medio del paisaje industrial. Estas ensenadas, escondidas entre bosques, son como otras rías pequeñas. Seixo tiene su puerto con casas de colores, decoradas al gusto marinero, y alguna con embarcadero propio en la terraza. Este vecino sólo tiene que bajar las escaleras para subir a la chalana. Como para todo mugardés, la pesca es su pasatiempo favorito: La pesca del pulpo á jarabeta. La villa marinera de O Seixo es cuna del aviador Xosé Piñeiro, el primer español en remontar los aires en aparato de motor como reza la placa en la fachada de su casa. Aquí las casas marineras están situadas junto a suntuosas mansiones modernistas o casas de estilo ecléctico o regionalista. Y no podían faltar las casas indianas. Muchos vecinos de Mugardos emigraron a America y cuando regresaron a su país construyeron la casa de sus sueños. Este vecino de Seixo es descendiente de indianos, de "cubiches". En todo Mugardos hay catalogadas más de treinta casas indianas en el casco urbano y por las parroquias de Franza, O Seixo y de San Xoan de Piñeiro. Los emigrantes que hicieron fortuna ayudaron a mejorar las condiciones de vida de sus paisanos y levantaron escuelas, puentes, casinos y viviendas que imitaban los modelos de los países de acogida.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook