Mapa de recursos


Galicia Monumental

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Los Cascos históricos de las Ciudades Gallegas también nos muestran su pasado de piedra.

Tiene Galicia siete ciudades y siete barrios en los que la piedra también nos deja leer la historia del país. Algunos de sus monumentos incluso son patrimonio de la Humanidad.

 
La piedra que primero pisamos construyó después ciudades convirtiéndolas con el paso del tiempo en patrimonio de todos. Piedra que ha visto pasar los siglos, que nos sobrevivirá, y que quizá durante el día con las prisas, no apreciamos. Si esperamos a que caiga la noche el silencio de un día ordinario puede descubrirnos como, en muchos casos, la piedra ha sabido envejecer sin perder frescura adaptándose a la nueva vida de cada una de las siete grandes ciudades de Galicia.
El castro de Vigo sigue divisando una ciudad que nunca descansa. La piedra modelada según el modernismo nos sale al paso en Ferrol.
En Pontevedra, el museo, plazas y calles presumen de haber conocido a la ciudad que albergó uno de los puertos más importantes de España. Su rehabilitado casco histórico nos traslada, por la noche, con poca imaginación y obviando elementos contemporáneos a la edad media.
La piedra sobrevuela el Miño en Ourense, que por la noche se relaja.
Fue guía de la costa durante siglos, hoy es el faro que ilumina al turismo que se acerca a Coruña. La Torre de Hércules sigue encendida durante la noche, como en otras épocas. El faro romano en funcionamiento más antiguo del mundo luce eso sí, fachada neoclásica fruto de la remodelación del siglo 18.
De piedra y muy bien conservada es esta muralla, emblema de la ciudad de Lugo. La única muralla romana del mundo que conserva todo su perímetro. Entre sus muros abre sus puertas la gastronomía nocturna de la ciudad.
El casco histórico más visitado de Galicia luce como ninguno al anochecer, su emblema, la fachada de la catedral de la Plaza del Obradoiro. Denominado así, en alusión al taller de canteros que funcionaba aquí durante la construcción del templo. Hasta aquí llegan todos los caminos. Compostela parece esconder en su almendra, su gran secreto, ese cebo que atrae cada año a millones de interesados en la piedra labrada y la vida pasada de la ciudad.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook