Mapa de recursos


La Edad de Oro

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Estos son nuestros mayores. Compañeros. Amigos. Alegres. Son las voces y las caras de esta Edad de Oro.

Desde Galicia para el Mundo les invitamos ahora a traspasar la barrera del tiempo para llegar a la edad de oro y compartir con nuestros abuelos sus recuerdos y su vitalidad.

 
Hay un debate en el aire que nos invita a recapacitar sobre cuando aquí debemos llegar a la edad de oro, que es cuando cambiamos de actividad, cuando nos jubilamos. Es decir, cuando la gente sabia opone el buen humor a la aventura física, que el cuerpo no da para más, pero sí la inteligencia. Porque nuestros abuelos son sabios. Escuchándoles. Observándolos…podemos aprender mucho de ellos. Mayores de cuerpo pero jóvenes de espíritu, siempre alegres y dispuestos a compartir su tiempo con los demás.
Aunque, sobre la frontera de la jubilación, unos hablan de que no más de los 65 años, y el gobierno propone que más de 67, en realidad a quien deberíamos preguntarles es a ellos, los implicados, nuestros mayores. Ya han dado todo lo que se esperaba de ellos y ahora se han ganado un merecido descanso. Los encontramos en este centro de Santiago. Un día aquí resulta estimulante. Siempre con actividades en las que participar. Así que constantemente hay algo que hacer. Y es que hoy, ser mayor ya no asusta. Cada vez son más los centros, tanto dependientes de la administración como de entidades privadas, los que facilitan la tarea del cuidado y ayuda a este colectivo.Pero para sus protagonistas las ayudas estatales nunca son suficientes.
Los acogen centros modernos, con personal especializado, que además de su cualificación ponen parte de su ser en un trabajo, a veces, complicado. Dan ternura y compañía a unos mayores receptivos y cariñosos. Buscan un hobbie con el que sentirse útiles. Unos se inician en Internet, otros prefieren la lectura y algunos optan por la partida de toda la vida.Y entre actividad y actividad nos cuentan por qué han vuelto de aquel viaje emprendido hace tanto tiempo que se pierde en la memoria del exilio.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook