Mapa de recursos


Cerveza de Galicia, Cerveza Estrella

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

En recuperar la tradición se empeña la empresa que lleva el nombre de Galicia a todo el mundo: Estrella de Galicia

Hablamos con Luis Alvar, Maestro Cervecero, con José Luis Olmedo, Responsable de Innovación y con Antonio Viejo, Responsable de Comunicación sobre el nuevo proyecto de Estrella de Galicia.

 
Seguro que más de una vez, junto a un río, lo han visto y han pensado estar ante una planta trepadora o ante una viña. Es sin embargo lúpulo, responsable de los aromas y de los sabores de la cerveza. Podemos encontrarlo silvestre en muchas partes de Galicia, pero fueron las comarcas de Betanzos y A Coruña las que lo cultivaron de manera artesanal convirtiendo su producción en la principal de España entre 1930 y 1970. La progresiva despoblación del campo, el debilitamiento de las variedades inglesas de lúpulo, pero sobre todo la centralización de la producción en León exigida por un Ministro leonés del franquismo, acabaron con el propósito de estos campos. ¿Por qué no devolvérselo?
Eso pensaron hace 8 años en Estrella Galicia. Desde entonces dos hectáreas del Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo, en la comarca de A Coruña, se dedican a experimentar con lúpulo. Cultivado, ecológico o silvestre. La variedad que mejor se adapta a nuestra tierra es ésta. De cada planta se pueden obtener casi 1000 litros de cerveza. Flores que han participado en las cervezas especiales de Estrella Galicia en los últimos años. La idea ha echado raíces fuera de este centro, una cooperativa de la zona cultiva ya su propio lúpulo. Lúpulo, cebada, agua y levadura, esas son las materias primas de la cerveza. La cebada es la base, el lúpulo el sabor, la levadura le proporciona la vida y del agua depende su calidad. Estamos en la fábrica de las estrellas. Luis prueba cerveza todos los días, lo hace durante la maduración. Antes se macera la malta, se filtra, se cuece el mosto resultante y se añade el lúpulo. Se refrigera, se introduce la levadura, una exclusiva procedente de Alemania, y posteriormente se fermenta. Todo el proceso no sobrepasa los 20 días, y la cerveza está lista cuando deja de saber a mantequilla. De esta fábrica salen a la hora 75 mil litros, la más demandada es esta caja de casco retornable. 115 millones de litros de cerveza produjo el año pasado el Grupo Hijos de Rivera. Un 6 por ciento más que 2010.
Disponible en todo el mundo y con presencia importante en Brasil, China, Estados Unidos, Filipinas o Japón. Genera empleo directo a más de 500 personas, miles en empresas auxiliares. Crece en tiempos de crisis y piensa duplicar su producción el año próximo. Nos preguntamos cómo lo hacen. Salen al exterior con el nombre de Galicia en cada etiqueta, están en todas las fiestas, y se han permitido el lujo de estampar su sello en las camisetas de dos eternos rivales. La bautizó José María Rivera, allá por 1906. Un gallego que volvió de México para apostar por un producto de consumo reducido. No es ni la más antigua ni la más grande, hoy en día es una de las empresas gallegas que más crece.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook