Mapa de recursos


El Caldo del Sil - El Godello

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Mencía y pero sobre todo el Godello son símbolos de la Denominación de Origen Valdeorras.

Valdeorras es la comarca más oriental de la provincia de Ourense. Una zona fértil con una tradición vitivinícola que se remonta a los romanos. La bañan los ríos Sil, Xares e Bibei. Y la comparten 8 ayuntamientos, uno de ellos, Rubiá.

 
Alrededor de 1900 habitantes repartidos en algo más de 100 kilómetros cuadrados conforman lo que hoy es el municipio de Rubiá. Es uno de los nueve ayuntamientos que forman parte de la comarca de Valdeorras y se sitúa geográficamente en la frontera con León. El núcleo de población que lleva el mismo nombre que el municipio es el mayor de los 18 con los que cuenta en total. Rubiá es una población de interior encuadrada entre el espectacular paisaje de los cañones del Sil y el Parque natural de la Serra da Enciña da Lastra. La economía de este municipio se centra principalmente en el aprovechamiento de lo que este entorno natural privilegiado ofrece. El vino denominación de origen de Valdeorras es un producto muy relevante y por esto cuenta Rubiá con varias bodegas que producen principalmente godello y mencía.
La bodega O Cepado está situada en el núcleo mismo de Rubiá y lleva produciendo vinos desde el año 2008 pero el negocio de la uva en esta zona es algo que viene ya de antiguo. Algo que también ocurre con otros productos típicos de aquí. Ciertamente las castañas de Rubiá también son famosas. Estas recorren muchos kilómetros después de salir de este territorio. Las empresas dedicadas a este sector se encargan de enviar este producto por Europa y para los grandes mercados españoles. Después de comprarles las castañas a los agricultores estas son seleccionadas por tamaños y limpiadas de una forma ecológica. En un buen año pueden salir de esta empresa unos dos o tres millones de quilos de castañas. Estas sirven de complemento económico para la población que durante unos meses, y con mucho trabajo, consigue un producto que apenas da mantenimiento durante el resto del año.
Este municipio eminentemente rural también vive de la piedra, en concreto de la pizarra. Igual que ocurre con las castañas la pizarra de la comarca de Valdeorras viaja por Europa y solo un cinco por ciento de la producción queda en España. Después de que las piedras de pizarra llegan de las canteras deben aún pasar varios procesos antes de ser enviadas a sus compradores, que las piden de distintas formas dependiendo del país.
Es evidente que en Rubiá hay trabajo del que vivir y hay sectores que están creciendo y haciendo que la economía de esta zona no pare. De hecho el futuro aún ha de traer más mejoras al municipio cuando por fin esté rematado el polígono que por lo de ahora está en obras y que se puede convertir en un importante núcleo de empleo.
Algo que está naciendo también son las casas de turismo rural, aunque por el momento solo hay una, Chao do Prao. En esta nos han presentado el producto estrella de sus platos, el cabrito al horno, y nos han ofrecido así mismo un sabroso postre.
No cabe duda de que una buena comida como esta será bien útil para coger las fuerzas necesarias para conocer todo lo que nos queda por visitar en Rubiá. Sus espacios más hermosos los encontraremos en la naturaleza de su paisaje, sobre todo en el parque natural de la Serra da Enciña da Lastra.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook