Mapa de recursos


Ruta por Cedeira

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Cedeira ha conservado leyendas y mitos, protegidos durante siglos por los acantilados que acaricia el Atlántico Norte.

Entre Cabo Ortegal y Punta Candieira se extiende el tramo de costa más espectacular de Galicia: un rompiente de veinte kilómetros de largo, sin playas y casi despoblado.

 
La sierra de la Capelada alcanza su cota máxima en Vixía Herbeira, a 613 metros sobre el nivel del mar, uno de los acantilados marinos más alto del continente. Aquí la vegetación es escasa: En estos suelos pobres con excesivo nivel de metales pesados dominan las brañas y los pastizales. Las vacas y los caballos salvajes bajan a pastar a los acantilados más abruptos.
La importancia botánica de la Capelada es excepcional. En esta costa encontraron refugio varias especies de plantas en vias de extinción. Por eso este lugar ha sido incluido por la Xunta en la Red Natura 2000. Este cardo marino es una de las joyas botánicas de Galicia. La serra da Capelada finaliza en esta costa en acantilados de vértigo. Playas de rocas inaccesibles, bajos peligrosos, peñascos sueltos, rompientes .Es casi imposible bajar al mar en toda esta costa. La niebla, habitual en la zona, borra los límites entre tierra y mar. Desde el mirador de Herbeira las vistas son inolvidables. En medio de acantilados, solo frente al océano, se alza el faro de Punta Candieira, testigo de muchos temporales. Es uno de los pocos faros habitados de la costa española. El faro brinda una de las panorámicas mas conocidas de las Rías Altas: el espectáculo del mar rompiendo contra Os Galos. Estos peñascos solitarios son criaderos de percebes. Todo este tramo de litoral está sembrado de escollos y arrecifes que se internan en el mar hasta 1.400 metros.
la ría de Cedeira, abrigada y protegida por su castillo, es un remanso de paz después del oleaje de Punta Candieira. El río Condomiñas separa el antiguo barrio de marineros de Cedeira, de calles empinadas y y estrechas, de la parte moderna. Desde la Plaza do Peixe se puede iniciar un paseo por el casco antiguo, salpicado de casas solariegas, con fachadas de galerías acristaladas y balcones de piedra. Las calles Real o Marina Española conservan todo su sabor antiguo.
La playa de Cedeira dispone de buenos servicios, pero está muy frecuentada durante el verano. Un largo paseo marítimo lleva hasta el puerto.
Les descubrimos ahora nuestras sugerencias para comer en Cedeira. No se pierdan Las tapas de calamares y de marrajo con patatas fritas que son la especialidad de esta taberna. Situado en el paseo marítimo El mesón Muiño, mas conocido como el Kilowatio, lleva años despachando marrajo, una especie de tiburón, entre los veraneantes de Cedeira. Es todo un clásico del tapeo local. El problema es que siempre esta atestado. El Badulaque tiene vistas al puerto de Cedeira. Este restaurante está incluido en varias guías gastronómicas por su buena cocina. Marisco con garantía de origen. El salpicón de langosta es el plato estrella de esta casa. Los percebes del Badulaque se cogen en los acantilados de Teixido.
Si quieren quedarse a dormir la Casa de Turismo Rural Cordobelas. En Cedeira hay tres casas de turismo rural. Con vistas a la ría, a un kilómetro de Cedeira, se encuentra la hospedería Cordobelas. José Luis Martínez, un emigrante retornado de Suiza y su mujer restauraron en 1995 un conjunto de casas campesinas con sus cuadras, respetando el mas puro estilo rústico. Se conservó el horno y la lareira de cantería y se restauraron los muebles antiguos. Esta casa de turismo rural dispone de siete habitaciones con baño. Además tienen una amplia zona ajardinada, con un emparrado de limoneros, zonas de reposo y recreo.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook