Mapa de recursos


Setas de Galicia

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La seta es para muchos gallegos tan valiosa como marisco.

Quienes las recogen son profesionales, existe un protocolo y hay que cumplirlo para conservar las especies y sobre todo nuestra salud.

 
Llega el otoño y con él, las setas afloran en los campos. Las todavía suaves temperaturas hacen que esta época del año sea ideal para disfrutar de paseos por zonas rurales, y de paso, adentrarse en el mundo de la micología. Pero salir en busca de setas requiere una rutina. Lo primero, y en lo que coinciden todos los expertos, es que ante la duda de si es comestible o no, hay que dejarla en el monte. No se pueden correr riesgos, y es que lo más recomendable es salir siempre acompañado de alguien que conozca muy bien este mundo.
Galicia es una de las zonas más aptas para la recogida de hongos, un punto clave gracias a su característico paisaje. Cuenta con unas 2.000 setas clasificadas, con unas propiedades alimenticias comparables a las de los vegetales, noventa por ciento de agua, ricas en proteínas vegetales y se calcula que su valor nutritivo es mayor que el de las legumbres. Esto unido a la gran variedad de especies hace de la seta un alimento completo, preciado y deseado. A la hora de recogerla es importante hacerlo en buenas condiciones. El creciente interés por la micología ha hecho que las asociaciones micológicas y los dueños de los montes pidan una legislación específica sobre la recolección de hongos. A la hora de ingerir setas traídas del campo hay que estar alerta ante cualquier síntoma de intoxicación. Desde la Consellería de Sanidad piden precaución a la hora de recogerlas y ponen a su disposición información a través de la página web.
Para intentar que no haya confusiones en el campo, un micólogo gallego ha creado una aplicación para el móvil que te permite reconocer las 250 especies más comunes de Galicia. El usuario que se encuentre en el monte un hongo que desconozca podrá, a partir del examen de sus características y de una serie de opciones que aparecerán en la pantalla, identificar la especie que ha visto, y saber si es comestible o no.
Pero no sólo la seta crece silvestre. Hay empresas que se dedican a su cultivo, como es el Caso de Hifas da Terra.Centrados en el cultivo ecológico de este hongo, llevan a cabo la inoculación en troncos. También están especializados en la micorrización. Consiste en impregnar las raíces finas de ciertos árboles, de micelio de un hongo micorrícico compatible. En el caso del castaño, con un Boletus Edulis. Una combinación que en estos momentos supone una riqueza excepcional.
Así que ahora ya tienen un motivo más para cuidar nuestros montes, son nuestro patrimonio más preciado.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook