Mapa de recursos


Cultivos Exóticos. Kiwi Gallego

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Tomiño concentra los cultivos de viveros de plantas exóticas y plantaciones de Kiwi.

La mayoría de la producción del Kiwi de España se concentra en Galicia que alcanza el 55% de la producción nacional. Pero el dato más interesante y hasta ahora poco conocido es que el 60 % de la superficie cultivada se encuentra en Tomiño en O Baixo Miño.

 
Las primeras plantaciones de kiwi de Tomiño se realizaron en 1982. Entonces era un fruto exótico que se pagaba a un precio muy alto: 6 euros el kilogramo. El margen de beneficio tan espectacular animó a los primeros kiwicultores de Tomiño. En treinta años esta planta exótica traida de Nueva Zelanda ha logrado transformar el paisaje agrario del Baixo Miño. Se calcula que sólo en Tomiño este cultivo ya ocupa 350 hectáreas. El aumento de la producción a partir de la década de los 90 tiró los precios por los suelos. En esta finca situada en la parroquia de Carregal están las plantas de kiwi más antiguas de Tomiño. Son ejemplares de troncos gruesos, que han resistido muchas heladas, el peor enemigo del kiwicultor. La variedad que se cultiva aquí es la Hayward, que debido al clima adquiere un color más oscuro y un ligero sabor ácido.
El kiwi se ha aclimatado perfectamente al Baixo Miño. Esta tierra tiene todo lo que necesita la planta: mucha agua y suelos ácidos. Las técnicas de cultivo han mejorado los rendimientos: de las 20 toneladas por hectárea que producían las plantaciones antiguas se ha pasado a las 30 toneladas de las nuevas plantaciones.
El cultivo de kiwi en el Baixo Miño no sería posible sin los sistemas modernos de regadío: kilómetros de tuberías y millares de microaspresores que mantienen húmeda la tierra sobre la raíz. El riego elevado con aspersores es el mejor método para luchar contra las heladas. Cuando el viento es un problema se usan pantallas cortavientos.
El Baixo Miño es el mayor productor de planta ornamental de Galicia. Aquí en Tomiño se emplea la última tecnología para su cultivo: sistema localizado de goteo autocompensante, microaspersión, nebulizadores, que crean nieblas y microclimas. Todo fabricado en Israel.
Esto es Viveiros Baixo Miño, en Carregal. En una superficie de un campo de fútbol hay 114 mil macetas con arbustos ornamentales: abelias, escalonias, viburnum...Cada maceta está conectada a un tubo que le suministra la cantidad justa de agua y fertilizante. Plantas exóticas procedentes de otros climas, propagadas en laboratorio y cultivadas en viveros. La plantación de bambú más extensa de Galicia también se encuentra en Tomiño. "Cultivos Casaita", creada en 1986, produce más de cien mil bambúes de nueve variedades distintas. Casi todo para exportar. Más del 50 por ciento de la producción de planta ornamental se destina a los mercados europeos. Este es un sector con fuerte vocación exportadora. Los cuatro viveros locales crearon su propia comercializadora, Coplant, con el fin de buscar nuevos mercados, vital en tiempo de crisis. Los pedidos entran por la mañana en Coplant y salen por la tarde. Esta distribuidora se creó hace siete años y hoy es una de las empresas españolas que mueve mas planta atlántica. A través de "Coplant" los viveiristas de Tomiño pueden estar presentes en las principales ferias internacionales, y ha creado una logística que les permiten comercializar en toda España. La mayoría de los viveros dependen aun de la importación de los esquejes para sus explotaciones. La camelia es una excepción. En Tomiño está uno de los viveros más importantes de camelia: "Viveros Rio Tollo", creada hace dos años. El 50 por ciento de la producción es camelia: en este vivero se preparan un millón cuatrocientas mil esquejes de camelia de 50 variedades. Las camelias de Tomiño se exportan fundamentalmente a Holanda y Francia. Este vivero produce al año 450 mil camelias en sus invernaderos que ya ocupan diez hectáreas. Están ampliando continuamente. Este empresario de Tomiño se dedicó durante doce años a la importacion de planta ornamental de Holanda y Bélgica. Ahora se dedica a exportarla.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook