Mapa de recursos


Vendimia en los viñedos de Gomariz

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

A finales de septiembre los viñedos de Gomariz se animan con las faenas de la vendimia.

Los pagos del Coto de Gomariz, en Leiro, fueron los primeros viñedos implantados en el Ribeiro

 
Las viñas bajan en terrazas hasta el río creando uno de los paisajes vitícolas más famoso de Galicia. Los pagos del Coto de Gomariz, en Leiro , fueron los primeros viñedos implantados en el Ribeiro. Fueron los monjes negros, en el siglo X, quienes introdujeron las primeras cepas y los que se encargaron de aclimatarlas a los suelos de "sabre". Aquí nació el vino más célebre de Galicia, en el corazón del coto vinícola más antiguo de España. Un paisaje modelado por los viticultores durante siglos: Son las viñas rampantes de Vilerma, Cubilledo, Gomariz.... Algunas casas de Leiro aún esconden en su interior adegas centenarias, de tierra batida, oscuras y frescas, donde toma cuerpo el vino. Estas gigantescas cubas de roble, en las que entraba un hombre de pie, fueron testigos de vendimias prodigiosas. Las cubas de roble están hoy en desuso por el empleo de los depósitos de acero inoxidable en las nuevas bodegas. Las cepas llegan hasta el atrio de la abadía románica de Santa Mariña. Sobre esta ladera se alza la bodega Coto de Gomariz. Son las fincas mas buscadas por los bodegueros: orientadas al sur, reciben el sol todo el día y no hay nieblas. Esta es la milla de oro. La hectárea cuesta doscientos mil euros. Hace treinta años, un emigrante retornado de Venezuela inició en O Figueiral la recuperación de las antiguas castas de uvas como el caíño y la treixadura, sustituidas por variedades más productivas como el palomino. La bodega elabora vinos blancos del año, vinos tintos de alta expresión y largas crianzas. 200.000 botellas al año. En estas barricas de 500 litros envejecen los vinos caros y exclusivos, que acabaran en las buenas mesas. En Galicia son los únicos que hacen crianzas tan largas. El vino se exporta a Japón y a Estados Unidos.
A un kilómetro del monasterio de San Clodio está la casa bodega Viña Mein en medio de viñedos. Aquí reina la treixadura, tras años de destierro. La bodega produce un vino blanco a partir de cepas escogidas, vendimiando en las alturas y elaborado con esmero. Estas plantas tienen 25 años.
Viña Meín cultiva 12 hectáreas repartidas entre San Clodio, Gomariz y Osebe. La tierra de sabrego, las suaves laderas y la orientación hacen que este sitio sea ideal para la vid. Ricardo es el bodeguero de Viña Mein, el guardián de la viña. Este ex camionero es quien mejor conoce la tierra donde se asienta Viña Mein, porque la cuida día a día. El Casal de Mein se hace en su mayoría de uva treixadura, acompañada de otras variedades autóctonas, como torrontés, loureiro, godello y albariño. La selección de la uva en el propio viñedo, la recogida de racimos solo cuando la treixadura ha alcanzado los 12 grados y el embotellado tardío, hacia mayo o junio, son el secreto de este vino. El vino es un negocio, una moda y una pasión.
El cineasta José Luis Cuerda, premio Goya, se enamoró de Galicia tras rodar El bosque animado y compró una bodega del siglo XV en Gomariz que perteneció al antiguo foro del monasterio de Oseira. Conserva las escrituras del siglo dieciséis. Cuando habla de vino, cita a Cunqueiro. Seis hectáreas de terreno, entre los lugares de Cubilledo y Gomariz, compradas a treinta propietarios, en las que plantó viñas de castes autóctonas. Cuando las compró, era un matorral. Hubo que roturar, construir los bancales, plantar miles de: Esta es Aguieira, la viña preferida de Cuerda. Este año ha sido la viña más madrugadora. Situada en lo más alto de Cubilledo, desde esta viña se domina todo el coto de Gomariz, con forma de media cunca. El director pasa largas temporadas en su casa bodega de Gomariz. Cuando llega la época de la vendimia, Cuerda hace un hueco en su agenda para acudir a la cita. La vendimia es sagrada. Y en cierto modo se parece el rodaje de una película. Hay que organizar los equipos, distribuir el trabajo.... Y siempre hay tiempo para compartir el bocadillo con los vendimiadores. La vendimia en Gomariz, a pleno sol y a 40 grados, es dura. La viña es una sartén. Y cuando se corte el último racimo, el aturuxo de las vendimiadoras del Ribeiro se escuchará en todo el valle. Aguieira ya está vendimiada.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook