Mapa de recursos


La Ruta del Modernismo de Ferrol

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Ferrol es una de las combinaciones gallegas más atractivas de arquitectura, urbanismo y paisaje.

El siglo XIX trajo a Ferrol los aires del modernismo que sobrevolaban Europa y dejaron en la ciudad una mirada elegante, sensual y exótica

 
La traza circular típicamente medieval del Ferrol vello, la rigurosa geometría de La Magdalena. A vista de pájaro Ferrol mantiene el esquema de la ciudad ideal. Un paseo por esas cuadrículas es la mejor forma de conocerla y sobre todo de familiarizarse con el Ferrol de la Ilustración, el del urbanismo barroco, la ciudad como obra artística y monumental.
Por este perfecto trazado discurre la Ruta del Modernismo de Ferrol, creada en 1997, como elemento de atracción turística y para el conocimiento de los ciudadanos. A esta iniciativa se le sumó en 2001 el Foro de la Ilustración para dar a conocer el patrimonio que el siglo XVIII dejó en Ferrol. Desde la plaza de Armas, donde se sitúa el Ayuntamiento, seguimos por las calles Real, Magdalena, Dolores o Sol. Colorido, galerías, edificios modernistas en perfecta conjunción con cantería y construcción tradicional.
Rodolfo Ucha fue el principal impulsor de este movimiento en Ferrol, una corriente esencialmente decorativa, un arte burgués y caro, que pretendía integrar en la arquitectura todas las artes. Grandes balcones, galerías, forja, elementos de la naturaleza, asimetría, formas redondeadas.
El siglo XIX trajo a Ferrol los aires del modernismo que sobrevolaban Europa y dejaron en la ciudad una mirada elegante, sensual y exótica. Hasta 1925 se levantaron los edificios de mayor interés, en los que el arquitecto Ucha buscaba la diferencia y singularidad, haciendo de cada edificación una obra única. Una de sus mejores obras fue la Casa Romero. Se construyó en el año 1910. Singular por las galerías, los miradores que cubren el chaflán y por los frisos decorativos. Su bajo conserva el Stollen, un café como los de antes, con maderas nobles y olor a pipa. Forma un conjunto espectacular con el Teatro Jofre y el edificio de Correos.
La casa Brañas se construyó entre 1913 y 1914 con miradores, barandas y galerías en madera y hierro forjado. En su interior un comercio de toda la vida, Acevedo.
El Hotel Suizo tardó casi tres años en construirse, entre 1913 y 1916. Su aspecto es algo distinto por la cantidad de ventanas y balcones. En la calle Magdalena número 61 está la Casa Munduate con un aspecto absolutamente modernista de carpinterías trabajadas y hierros forjados. La Casa Pereira de la calle María 172 tiene un estilo menos rígido, influenciado por los edificios de Gaudí, con la galería como elemento fundamental en la composición de su fachada. La segunda Casa Pereira, en la calle dolores 64, destaca por su diseño atrevido y sofisticado.
Entre 1912 y 1923 Rodolfo Ucha se implicó en la construcción del casino ferrolano . Fue la primera utilización del hormigón armado en la ciudad, combinado con vidrieras, mármol, madera tallada, forja y mezcla de estilos. Es el sitio perfecto para acabar nuestro recorrido. Aunque son muchas más las edificaciones que se pueden admirar en Ferrol, la casa Grandal, la fonda Suiza, el correo Gallego. Les invitamos a que se den una vuelta por la ciudad de la bella época.


Necesita Flash Player.





Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook