Mapa de recursos


El rostro de la piedra

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Pontedeume nos da la bienvenida desde la falda del monte Breamo.

De los tres puentes que hay en Pontedeume, el más reciente es el de la autopista A Coruña-Ferrol. La vía ha acercado A Coruña a tan sólo 36 km, mientras que Ferrol queda a 16 km, y ha constituido un factor determinante de desarrollo y de crecimiento.

 
Fundamental como sigue siendo la principal vía de comunicación, la carretera nacional 651 en su variante de Betanzos a Ferrol que atraviesa el casco urbano y el puente medieval, el más antiguo paso sobre el río y uno de los símbolos indiscutibles de Pontedeume. Con la monumentalidad de la piedra compite la funcionalidad de la ingeniería del siglo XX en el puente del ferrocarril. Su diseño y su colorido llaman la atención y marcan sensiblemente el paisaje. Sí, ya lo han adivinado, también en tren nos podríamos haber acercado hasta aquí, porque la línea Madrid-Ferrol por Astorga tiene parada en la recoleta estación eumesa. Además de litoral, Pontedeume es valle amplio y apacible en las parroquias de Ombre, Nogueirosa y O Vilar. Una superficie verde de gran extensión, formada al fondo de la ría, que supone la huerta del municipio. No en vano aquí se situaba el centro de las tierras de los Andrade, de los que sabremos más adelante, y de ello da testimonio su imponente castillo, todavía alzado en una atalaya. La franja de costa en la orilla meridional de la ría de Ares es, quizá, la postal más conocida de este territorio. Es un litoral alto y abrupto, por lo general rematado en acantilado, lo que lo convierte en un lugar de belleza especial. Así no es de extrañar que la zona se haya consolidado como lugar residencial y de veraneo preferente. Y donde mejor se advierte este talante es en Ber, donde el arenal del mismo nombre hace un quiebro en la pared de roca que franquea el paso hacia alta mar. La playa de Ber es un punto estratégico en el veraneo de los alrededores y más allá. Urbanizaciones y chalets demuestran el gran número de personas que se han dejado seducir por un paisaje de impacto. La carretera que bordea el contorno de la costa hacia Miño nos devuelve la visión de la vida en el medio rural. Las parroquias de Centroña y Boebre ofrecen una imagen idílica y permiten observar el creciente interés por cuidar el aspecto de nuestros pueblos y aldeas. Esa misma voluntad de estilo se advierte en el núcleo urbano, que acoge la mitad de los cerca de 9.000 habitantes del municipio, y que además, y es buena noticia, crece. En los años 80 y 90 Pontedeume no sólo no ha perdido población sino que ha visto aumentar el número de residentes.Y eso sin haber perdido ni un ápice de su impronta histórica y el protagonismo de la villa en la Edad Media bajo el señorío de los Andrade. Nada de esto escapará a sus visitantes, que bien pueden revivir a través del rostro de la piedra las leyendas y las hazañas del pasado, y comprobar, de paso, cómo se ha conjugado ese bagaje con el impulso de los nuevos tiempos. Sobran los motivos para acercarse hasta Pontedeume, pero aún les daremos más razones: el paisaje que descubre ante nosotros el estuario del Eume, uno de los ríos más extensos y caudalosos de Galicia que se abre al Atlántico en este bello recodo. Un lugar desde el que se hace imprescindible visitar uno de los últimos vestigios de bosque atlántico, las famosas y espectaculares Fragas do Eume, declaradas Parque Natural en 1997. Una vegetación que varía acorde con el río y una fauna interesante hacen de las Fragas una joya del patrimonio ambiental europeo. La belleza nos puede valer como excusa hasta para buscar alojamiento. Ese propósito lo hallaremos en la Casa do Castelo de Andrade. Una finca espectacular donde se ubican tres edificios históricos, de más de trescientos años de antigüedad... pero con todas las comodidades y servicios que buscamos hoy. Y si a eso le añadimos la tranquilidad del entorno y la sencilla y confortable decoración, obtendremos un resultado inmejorable.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook