Mapa de recursos


Vivir en Silleda

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El desarrollo del sector agropecuario ha tenido mucho que ver con la evolución positiva de esta zona.

Poco o nada queda de la Silleda de comienzos del siglo XX. Lo que era un pueblo pequeño, hoy se ha convertido en un pueblo completamente volcado en el futuro con dos centros urbanos: Silleda y Bandeira.

 
Iniciativas, sentido común y mucha imaginación fueron claves definitivas cuando hace casi treinta años se creó la Asociación de Amigos de la Feria, embrión de la actual Fundación Semana Verde y motor de Silleda como capital agropecuaria de Galicia. El Recinto Ferial de la Semana Verde atrae cada año a más de medio millón de visitantes. A la sombra de este imperio ferial no es de extrañar que hayan crecido otros sectores como los servicios, la construcción, el comercio e incluso la industria. Es lo que se llama desarrollo en cadena. La construcción se dispara como consecuencia del aumento poblacional, estimulado a su vez por la pujanza económica en el campo. Se crean nuevas necesidades. Satisfacerlas es el reto de la oferta comercial: ya no hay necesidad de desplazarse como antaño a las grandes poblaciones. Silleda cuenta incluso con un centro comercial de dos plantas en pleno centro urbano.
Aunque la explotación de la tierra marca su economía, cada día se asientan en Silleda un mayor número de industrias, entre las que destacan las relacionadas con esa vocación agropecuaria y también con la tradición minera: el wolframio que enriqueció a este territorio durante la segunda guerra mundial, dejó paso a las canteras de serpentinita, un material muy apreciado para carreteras y vías de tren por su gran resistencia. Aquí se encuentra una de las 25 explotaciones que en toda España cumplen la estricta normativa del Ministerio de Fomento para suministrar piedra a RENFE. Los empresarios regeneran la zona cuando se agota una explotación y a veces se le buscan nuevos usos como un gran hueco que sirvió como campo de prisioneros en el rodaje de La Ley de la Frontera y ahora se convertirá en un vertedero de residuos inertes. Aquí son muy previsores con las fatalidades. Cuentan con el primer parque intercomarcal de bomberos que funciona en Galicia, una experiencia piloto que comparten con Tabeirós-Terra de Montes y que servirá el modelo del futuro.
Hoy Silleda disfruta de todos los servicios públicos que demanda la sociedad: la sanidad, la enseñanza, y la cultura, se dotan de espacios propios para que todo el mundo pueda expresar sus inquietudes. Los restaurantes y los hoteles tratan a los forasteros con el mismo cariño que a los de casa y eso es lo que hace crecer el sector hostelero, hasta el punto de que esta pequeña población contará muy pronto con un hotel de cuatro estrellas, por iniciativa de un empresario gallego residente en el exterior. Y una clara apuesta de futuro: el Turismo Verde. En lugares de ensueño se han recuperado viejas casonas nobles y de labranza, que ofrecen actividades para mantener al visitante concentrado en el mayor de los placeres: el descanso activo en contacto con la naturaleza. La opción verde de toda la vida sigue a nuestro alcance en el camping de Medelo, así que, como ven, el desarrollo turístico de este corazón verde de Galicia, contempla todas las posibilidades para que cada uno escoja la suya y todos puedan sentirse tan a gusto como los que han preferido este lugar para vivir.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook