Mapa de recursos


Cuenta la historia

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La fe ha sido muchas veces el motor de la historia

No es fácil trazar la historia de Silleda desde más allá del siglo VI. Muchos de sus outeiros pueden haber sido castros pero están sin excavar....

 
... Sin embargo ante una gran piedra sí se puede sentir una presencia mágica ancestral. Se dice que los celtas la usaban como ara votiva y los lugareños continúan atribuyéndole hoy la función de altar sagrado capaz de curar verrugas y articulaciones. La fe ha sido muchas veces el motor de la historia. En la segunda mitad del siglo XII, se produjo en Trasdeza el milagro del románico. En menos de tres décadas surgieron aquí una docena de iglesias que sirvieron de ensayo general para la puesta en escena de Carboeiro, el gran monasterio que regía el destino de San Pedro de Ansemil, en los tiempos en los que todavía era convento de monjas. Como consecuencia su templo es hoy un curioso híbrido de arquitectura religiosa. Románico y gótico se confunden en un conjunto compuesto en realidad por dos iglesias que en su interior guardan el sepulcro del fundador de la capilla, Diego Gómez de Deza. La otra iglesia románica que merece atención es Santiago de Taboada. Desde luego es la más fotografiada por su proximidad a la carretera y también la más visitada por los peregrinos que quieren seguir el ritual de golpear su cabeza contra la puerta. Sobre ellos, el hermoso tímpano donde Sansón y el león siguen luchando desde el siglo XII y alrededor del templo pecaminosos canzorros que según los más viejos del lugar quieren decirnos que fuera de la iglesia siempre habita el mal.
El milagro del románico fue capaz también de cruzar las aguas. En Taboada tendió un puente sobre el Deza en el 912, según reza la inscripción que aun puede leerse con dificultad sobre una roca. El puente de piedra sustituyó a otro de tablas que habían construido los romanos. Allí se reunieron más de mil hombres para luchar contra los franceses. Después soportó las guerras carlistas y antes había sufrido ya las irmandiñas. Aquellas revueltas llegaron también a Cira. Después de consentir las veleidades de la reina Urraca, de retener prisionero a Xelmírez y de resistir a los irmandiños, hoy, vieja y cansada, la única torre que sobrevivió al antiguo castillo de Cira se deja comer por la hiedra. Pero continuemos con la arquitectura religiosa y, en particular, con un templo que rara vez se nombra al hablar de Silleda. Inexplicablemente, el santuario de Abades es el gran desconocido de la zona, y sin embargo su torre balconada es la más alta de la comarca y su construcción una conjugación magnífica de barroco y neoclásico. A su lado se conserva la primitiva iglesia, una capilla de rústico románico que se quedó pequeña cuando empezaron a ser miles los devotos de la romería de los desamparados. Aunque de momento Abades no puede competir con el fervor religioso que despierta nuestra señora de la Saleta. Este fue el primer santuario saletino que se levantó en España después de la aparición de la virgen en Francia en 1863. Desde este templo la vocación mariana se propagó por toda España. Aquí se fundó un centro de espiritualidad, donde monjes de todo el mundo siguen investigando el fenómeno saletino y acogiendo a los peregrinos. El bosque que rodea el santuario acoge cada 19 de septiembre a miles de creyentes que acuden año tras año a renovar su fe, a ofrecerse, a cumplir la promesa, en definitiva, a arreglar tratos con la virgen de la Saleta en una de las romerías más populares de la comarca dezana.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook