Mapa de recursos


La Puerta Norte

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El paisaje cantábrico.

Un buen modo de cruzar la puerta más septentrional de Galicia y asomarse al Cantábrico es partir de Ribadeo. Aquí casi ponemos un pie en Asturias. Ribadeo es un punto destacado para los que buscan más tranquilidad y temperaturas suaves.

 
Bordeando la costa hacia el oeste alcanzaremos la maravillosa playa de Las Catedrales, un arenal singular por la monumentalidad de las obras esculpidas por el tiempo. Las Catedrales es la primera de una sucesión de playas que aguardan el comienzo de este verano. Arealonga, en Foz, es uno de ellos. Cuenta además con el aliciente de poder visitar Castro Fazouro, ejemplo de poblado castrexo en un enclave marítimo. El Cantábrico es el valor paisajístico fundamental también en Barreiros. Playas y paisaje, hoteles, restaurantes y terrazas, residencias de temporada o el lujo de vivir junto al mar, forman un conjunto que dota de identidad propia al veraneo en el Cantábrico gallego. Nos dejamos llevar por los vientos del norte para llegar a Burela. Porque hoy vamos a conocer este municipio, uno de los más jóvenes de Galicia, desde su escisión de Cervo en 1994. Es un ayuntamiento nuevo y eso se nota, por ejemplo, en su casco urbano, donde destacan los nuevos edificios de servicios públicos. En particular, hemos entrado en el aún no estrenado ayuntamiento, amplio y moderno. No se han olvidado en su diseño de dejar espacios abiertos para disfrutar de estupendas vistas al mar, con uno de sus símbolos, el “Facho”, en primer plano. Y todo esto, además, en uno de los municipios lucenses que experimenta una evolución demográfica positiva, con unos 8.000 habitantes, una vez pasado el “boom” poblacional de los 70 y 80, debido, en buena medida, al auge de la inmigración.
Burela es uno de los centros neurálgicos de la economía de la Mariña lucense. Esto se debe, principalmente, a su puerto, el más importante del Cantábrico en captura de bonito del norte. Pero el municipio descubre otros valores naturales vinculados al paisaje. Nos referimos a la recientemente acondicionada área recreativa de Monte Castelo. Un espacio abierto en plena naturaleza ideal tanto para pasear y hacer senderismo como para pasar un día entre amigos e, incluso, ir de acampada. Monte Castelo es, además, el mirador por excelencia de este municipio de algo más de ocho kilómetros cuadrados. Desde aquí gozamos de una perspectiva privilegiada, con el Cantábrico como telón de fondo y, a un lado, los municipios vecinos que antes recorrimos desde la costa. En el horizonte cercano, Asturias.
Bienvenidos a la puerta norte.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook