Mapa de recursos


Un día con Ellos

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La edad dorada

Llegó el momento de disfrutar, de divertirse y pasarlo bien. De dedicarse a aquella afición de toda la vida e, incluso, experimentar con calma. Porque ahora nuestros mayores pueden vivir con tranquilidad su edad dorada...

 
Al término del capítulo laboral, se alarga ante nuestros mayores el horizonte de vida cada vez en mejores condiciones. Para ellos, la palabra aprender tiene otro significado, es un acto gozoso y voluntario. Las clases de informática, por ejemplo, son un buen modo de no perder el pulso de la actualidad, y manejarse con soltura en páginas web y chats es una forma de seguir en activo. Incluso hay quien descubre capacidades ocultas. Quien le iba a decir a Manuel que se convertiría en un artista después de media vida de trabajo en Brasil. Ahora vive en la Residencia de Mayores de Meixueiro, en Vigo y hace año y medio que comenzó a pintar. Nunca lo había hecho antes ni ha tomado una sola clase. Sus cuadros ya han sido expuestos en Vigo y Pontevedra, y alegran muchas estancias del centro. Cada uno escoge su propio camino. No faltan actividades y quehaceres para gente que, como Áurea, se apunta a todo. Orgullosa nos enseña su trofeo de campeona de bolos el año pasado. No nos extraña que personas como María nos digan que han rejuvenecido, que es ahora cuando se siente joven de verdad. Joven como Martín, un chaval de 81 años que no perdona su paseo diario. En la peluquería nos encontramos con Urbana y Antonia. Coqueta y parlanchina, Urbana no deja de convencer a su amiga de las ventajas de hacer ejercicio, del yoga en particular. Ella es toda una experta. Y tiene que ser cierto. Urbana está de estupenda y vitalista con 87 años. Otra buena muestra son sonrisas como la de María, a sus 101 años. Muy cerca de esta pequeña-gran familia, en la Residencia Asistida Monte Arieiro conocemos otras esperanzadoras realidades. Todavía es un proyecto piloto, pero el VICUX ya es una de las estrellas de la telemedicina en el mundo. Desde este soporte informático se prestan servicios de voz, imagen y cuidados gerontológicos de forma permanente por parte de un equipo altamente cualificado y especializado. Para entendernos, digamos que el usuario recibe una consulta médica a través del televisor de su casa y puede hablar con su médico cuando lo desee. Pero el VICUX va más allá. Permite realizar electrocardiogramas o mediciones de oxígeno en sangre. Su coste está estimado en unos 93.500 euros, más de 15 millones de pesetas. Vale más la tranquilidad de estas personas. Otro novedoso programa es el GRADIOR, una experiencia de rehabilitación cognitiva en soporte informático. A personas como Flora les vale para la estimulación de la memoria, la atención, el cálculo, el lenguaje y la concentración. Y además, engancha. Una buena manera de acceder a todos estos servicios y muchos otros más es llamar al Teléfono del Mayor, un servicio de información que presta la Consellería de Asuntos Sociais. Desde este teléfono gratuito cualquier persona puede acercarse a la información sobre recursos sociales, prestaciones socio-económicas, ventajas y descuentos, programas de todo tipo, servicios, centros sanitarios, asociacionismo y voluntariado social e incluso intervención urgente en situaciones de riesgo. Y siempre atendidos por profesionales.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook