Mapa de recursos


De aquella minas, estos museos.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Desde hace siglos se conoce la existencia de estaño y wolframio en la comarca de Noia y en el tramo del Deza de Vila de Cruces. Filones explotados por fenicios y romanos para extraer casiterita.

A finales del siglo 19 un ingeniero de minas inglés asentado en Noia tomó el relevo. Empezaba aquí la larga historia de la mina de San Finx que años más tarde se uniría a la de Fontao. Dos yacimientos explotados por ingleses y franceses de manera intensa a partir de los años 40. Entre 1942 y 1944 el precio del wolframio se multiplico? por cuatro cada an?o, forzando la intensificación de los trabajos de extracción. Alrededor de las minas crecieron poblados, que en aquel momento eran ciudades con cines, escuelas que hoy se están rehabilitando.

 


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook