Mapa de recursos


Portosín, villa turística

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Playa de Compostela

La antigua Portosinus donde los romanos hacían salazones, es hoy un pueblo a caballo entre la pesca y el turismo, que le cambió de aspecto pero no de carácter.

 
Nada queda de lo que fue el puerto de pescadores de las fotos en color sepia nostálgico, sólo algunos grupos de casas en callejones que bajan al mar y las paredes encaladas de blanco. El progreso le quitó la playa donde varaban los barcos y se bañaban los niños y a cambio construyó un excelente puerto. Aquí están los mejores pesqueros y los mejores patrones de la zona, que lo mismo pescan en la costa que se van al Cantábrico a por anchoas. Los habitantes de Portosín se dieron cuenta hace tiempo de las infinitas posibilidades de su costa y ahora venden su mar, lo promocionan y nos lo dejan disfrutar. Este puerto deportivo ha cambiado el rumbo de muchas embarcaciones que hasta no hace mucho fondeaban en otros lugares. Este año Portosín vuelve a lucir bandera azul en su puerto, que por sí solo es bueno, pero que además, cuenta con una ría que permite navegar sin problemas durante todo el año y con un Club Náutico muy activo, que organiza todo tipo de competiciones. Portosín es la Playa de Compostela. Ningún otro lugar reúne estas condiciones tan cerca de la capital. Un clima suave y 30 kilómetros de costa atlántica, en los que encontraremos las playas más apetecibles. El mar y el sol del verano son las dos cosas que durante todo el año han estado esperando los turistas. Ahora ha llegado el momento. Vienen de cualquier lugar de Galicia, de toda la península Ibérica, e incluso de otros países europeos. La Villa de Portosín los ha estado esperando a todos durante nueve largos meses y ahora con su llegada este lugar se abre como una flor al ver el sol. Portosín no tiene hoteles, pero sí habitaciones para alquilar, una buena oferta de pisos y chaléts para la temporada de verano y camping bien equipado muy cerca del pueblo. Los comercios tampoco son muchos, pero abastecen sobradamente la demanda de unos turistas que no han venido aquí precisamente de compras. Lo que vienen buscando los forasteros es la vida sencilla y tranquila que tanto escasea últimamente.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook