Mapa de recursos


Y al fondo, las Cíes

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La mera contemplación de este paraíso es todo un placer.

Las Cíes, Monteferro, las Estelas, Playa América, Monte Lourido, A Ramallosa, Baiona, Cabo Silleiro,... esta inmensidad de las tierras del Val Miñor es lo que nuestra vista alcanza desde el mirador de Monte Castelo.

 
Hasta el lugar, conocido como ?Outeiro dos Mouros? llega alguna de las muchas rutas de senderismo que cruzan el municipio. Es un mirador en el que aún hay restos, no visibles, de antiguas edificaciones que los vecinos conocen. Aunque Monte Castelo se eleva a 391 metros de altura, es Chandebrito la cumbre más alta, con 500 metros. Otro mirador natural, O Castro, corona este techo del municipio. Su nombre da cuenta del castro, excavado en parte, pero nos trae a la memoria ecos de antiguos pobladores, orígenes e historia. No nos extraña que Chandebrito sea uno de los lugares favoritos de los habitantes de Nigrán. Su pronunciada altura nos premia el esfuerzo de la subida con una perspectiva inusual del valle. En esta parroquia de Chandebrito nos reencontramos con las tierras de labor y las hermosas casas de aldea, con el carácter genuino del primer Nigrán agrícola además de marinero. Desde O Castro nos damos la mano con el paisaje de la bahía, de nuevo. Hacia el otro lado alcanzamos la ciudad de Vigo y la ría, con el Morrazo como telón de fondo. Monte Lourido es una colina elevada en una pequeña península. Es una exclusiva zona residencial con unas vistas excelentes en todo su perímetro. Otro interesante espacio natural muy cercano al istmo de Monte Lourido es el estuario da Foz, una laguna casi cerrada por la playa de la Ladeira. La desembocadura de los ríos Miñor, Guillade y Groba forma el límite natural entre Nigrán y Baiona. Por su riqueza biológica y ambiental, este humedal franqueado por un puente histórico está incluido en la Red Natura 2000. De las medidas de protección y conservación de este plan de la Unión Europea también se benefician las Islas Estelas, que observamos desde Monteferro. Y, por fin, al fondo, las Cíes. Con toda su leyenda y majestad las Casitérides fenicias protegen la entrada de la ría de Vigo, este mar de celtas, romanos, piratas y marineros que hoy navegamos. Es, sin duda, una de las visitas más esperadas por cuantos se acercan a nuestro país. Su fama ahora se reafirma con su declaración como Parque Nacional Illas Atlánticas, en el que se incluyen los archipiélagos de Sálvora, Ons, la isla de Cortegada y estas Cíes hermosas. Un título que premia sus magníficas condiciones naturales y una llamada de atención para su cuidado y protección.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook