Mapa de recursos


El Patrimonio Histórico

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Viveiro posee el casco histórico más importante de todo el norte de Galicia.

“Viveiro es una de las gentiles villas de este Reino. De fermosas salidas y agradables vistas y abundancia. Es tierra de mucho vino y buenos mantenimientos y de gentil asentamiento y vivienda. Aquí hay gente noble”.
Licenciado Molina. S. XV

 
Para sumergirnos en la historia de Viveiro lo mejor será recordar lo que en el siglo XV escribía el licenciado Molina en su Descripción del Reino de Galicia. Una descripción perfecta para aquella población que a finales del siglo XII se convirtió en ciudad, como consecuencia de las repoblaciones reales, que pretendían consolidar el tráfico comercial por el Cantábrico. Mucho antes los romanos habían construido los viveros de marisco que le dieron nombre. Más tarde, la reina Urraca la regaló al obispo de Mondoñedo y llegó a los Reyes Católicos después de haber sido del Mariscal Pardo de Cela, al que acabaron ahorcando. Y así sigue, tan bella y señorial como entonces pero conservando solamente tres de las seis puertas de su antigua muralla almenada. La de Carlos V es un auténtico arco de triunfo, un Monumento Histórico Artístico Nacional desde 1942 y una muestra espléndida de plateresco español. La Puerta do Valado desemboca en un estrecho callejón que se conoce como Calexa das Monxas... y la Porta da Vila, era la entrada principal a la villa por la antigua calzada romana y en su dintel conserva el retablo que le ha puesto su segundo nombre: puerta del Santo Cristo del Amparo. De la elegante y armoniosa Casa de los Leones sólo se conserva la fachada, y un hermoso escudo de armas.
De la época en que Viveiro pertenecía al obispado de Mondoñedo quedan iglesias como la de San Pedro, que también ha sido declarada Monumento Histórico Nacional. La Iglesia de Santa María del Campo es otro magnífico templo del más puro estilo románico del siglo XII, con planta basilical, un precioso ábside y capillas laterales. El románico confluye con el gótico en la Iglesia de San Francisco. Su ábside está considerado como uno de los más bellos de Galicia y su claustro es un eterno desconocido dispuesto a desvelarnos el secreto de sus tres arcos románicos escondidos hasta hace pocas décadas. Pero el templo que despierta verdadero fervor en Viveiro es la capilla Ecce Homo. A este Cristo en singular postura se le atribuyen varios milagros. La gente tiene por costumbre pedirle tres gracias el primer viernes de marzo. Concederá sólo uno de los deseos pero la visita quedará compensada con su bello retablo y las pinturas de la cúpula del presbiterio. En el monasterio de Valdeflores viven las monjas dominicas preparando riquísimos dulces artesanales y al lado del Monasterio de las Concepcionistas descubriremos una réplica de la gruta de Lourdes, construida en 1925 y muy venerada por las gentes de toda la comarca, que la mantienen siempre llena de velas y exvotos. En el tramo final de nuestra visita histórica nos toparemos con bellas edificaciones coloniales construidas por los indianos a su regreso de América y podremos escuchar a sus solitarias galerías recordando con nostalgia miles de historias que nosotros no tenemos tiempo de contar pero que ustedes pueden venir a conocer a esta Noble y muy Leal Villa de Viveiro.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook