Mapa de recursos


A la sombra del Pico Sacro.

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Boqueixón es un municipio enmarcado en la comarca y área de influencia de Santiago.

Estamos a sólo 8 kilómetros al sur de Santiago, en Boqueixón. Un ayuntamiento formado por 14 parroquias distribuidas a lo largo y ancho de los 73 kilómetros cuadrados de este municipio.

 
Sólo la parroquia de Lestedo sufre aglomeraciones urbanas. Por cierto, por aquí no podemos pasar sin llevarnos una de las famosas tartas de Lestedo, elaboradas a base de queso. En el resto del ayuntamiento lo que encontramos es un bello paisaje rural disperso por las distintas aldeas de cada parroquia, con construcciones adecuadas a su entorno natural. Muchos santiagueses han construido una casa en este idílico valle. En cuestión de un cuarto de hora podemos ponernos en la capital de Galicia utilizando la nacional 525 conocida como la carretera de Ourense. De una parroquia a otra se llega por pistas bien asfaltadas que cruzan el inmenso valle y lo convierten en un laberinto que puede hacernos perder el sentido de la orientación. Pero ante la duda, no hay más que echar la vista hacia arriba y buscar la silueta del monte. Es el Pico Sacro que se eleva a más de 500 metros sobre el nivel del mar ofreciendo desde su cima un panorama indescriptible. Con un solo golpe de vista el viajero puede deleitarse con la contemplación de un variado relieve multicolor en una circunferencia de 250 kilómetros alrededor del monte, llegando a divisar incluso el Monte Pindo y la ría de Arousa. Desafiando al cielo y levantándose altivo en el suave relieve de la Galicia central, el mítico Pico Sacro se erige como guardián defensor de las tierras fértiles de Boqueixón, de sus valles y ríos, de las tradiciones y las leyendas, de sus gentes, de las páginas de un libro que empezó a escribirse cuando el mar dejó sitio a la tierra y cuando el fuego, con la luz y el calor, hizo posible la vida. No es por casualidad, entonces, que desde hace más de doce siglos este singular monte haya sido la referencia del peregrino que retoma fuerzas cuando lo divisa, comprobando que está en el buen camino, como fuerzas toman cada día los habitantes de este municipio coruñés que saben que están en un lugar privilegiado y con el mejor futuro al alcance de su mano.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook