Mapa de recursos


Paisaje de Oro y Plata

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El otoño es una buena temporada para relajarse y contemplar la Ría más extensa de toda Galicia en la que desemboca el río Ulla.

Las características naturales que hacen la Ría de Arousa tan hermosa, fueron también su perdición en el pasado. Esta ría pedía a gritos que la invadieran. De ahí su jugosa historia por la que han pasado casi todos los pueblos.

 
Por eso nos encontramos en nuestro periplo el faro de Punta Cabalo y un castillo, el del Marqués de Revilla, y por eso, los habitantes de esta tierra tienen un carácter abierto, amable y hospitalario. La naturaleza quiso proteger esta tierra y así pobló de islas esta ría. Su presencia frena la impetuosidad del mar. Además de pequeños islotes como el Arenoso, y el Pedregoso, hay tres islas importantes: Sálvora, A Illa de Arousa, con ayuntamiento propio y Cortegada. A Illa de Arousa es la más poblada de Galicia lo contrario que la de Sálvora que no tiene presencia humana pero si una riquísima fauna. A los más escépticos les diremos que este paseo resulta de lo más agradable porque esta ría es especialmente adecuada para todo lo relacionado con la navegación. Uno de los principales motivos es que está abrigada del mar abierto, y otro es que la zona tiene un microclima muy suave durante todo el año con temperaturas medias siempre.
En programas anteriores hemos hablado mucho de las maravillas biológicas de estas aguas que tienen a sus orillas el Centro de Investigaciones Marinas de Vilaxoán aprovechando al máximo esta fortuna natural. Algunas de las playas son sólo accesibles en barco y viendo su blanca arena, no hace falta describir como debe ser un día allí. Nos acompañan las más de 3000 bateas esparcidas a lo largo de la ría, un elemento más del paisaje actual. La presencia del hombre en esta costa se percibe especialmente. Su perfil sinuoso ha favorecido el asentamiento. Un botín tan sustancioso es difícil de dosificar, por eso a veces el mar y sus amantes no están del todo de acuerdo con el uso que se hace de él, ni de sus dominios. El debate está servido, ojalá siempre gane el beneficio a largo plazo.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook