Mapa de recursos


Camino de vuelta

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Nos acercamos hasta Taramundi, para descubrir su maravilloso paisaje y etnografía.

Tan sólo bajar el coche escuchamos gallego y respiramos tranquilidad. En Taramundi viven en armonía todos los elementos, y consideran lo más normal del mundo que nunca pase nada que altere su paz.

 
Es el primer lugar de España en donde se implantó el turismo rural, y lo han hecho con total acierto. Un solo vistazo es toda una lección para los que practican la barbarie arquitectónica. En Taramundi la protagonista es el agua. Mueve sus molinos, sus herrerías, los mazos de sus telares, y contribuye a la belleza del paisaje. Nos introducen en este tema en el Museo de los Molinos de Mazonovo. Recupera molinos que funcionaban en Mesopotamia, o en Brasil, en un paseo delicioso al lado del río que les da vida. Una de las panaderías de la zona muele su grano en un molino, que nos abre las puertas de sus entrañas. En el conjunto etnográfico de Teixois, aprendemos cómo se hacen las famosas navallas y el funcionamiento del mazo, el batán, la rueda de afilar y la central eléctrica. Después espera una tortilla de cabrales, una ensalada de jamón y una sidrina. Los más adinerados y afortunados se podrán hospedar en un magnífico hotel de 4 estrellas, si no la oferta hotelera tiene una excelente relación calidad precio. Nos despedimos de la amabilidad de Taramundi y siguiendo la AS 21 tras 9 kilómetros llegamos a A Pontenova. Esta situado en el tramo alto del río Eo, y este crea a lo largo de 79 kilómetros preciosos lugares. Lo más destacable de A Pontenova son sus yacimientos mineros que han dejado herrerías, hoy en día restauradas. Los antiguos hornos de limonita son uno de los principales enclaves de arqueología industrial de Galicia. Antes de dirigirnos a la N-634 no podemos evitar respirar aire totalmente puro, el del ayuntamiento de Trabada. Las altas cumbres delatan a este pueblo de montaña, ideal para cazar o pescar. El entorno que escogemos para despedirnos es el de Lourenzá. Puede incluso que nos crucemos con algún peregrino, pues por aquí también discurre el camino de Santiago. La parada obligatoria es en el Monasterio de San Salvador, cuya fachada es prólogo de la de la Catedral de Santiago.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook