Mapa de recursos


Curarse en salud

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Turismo de salud, una de las denominaciones que se aplica a las estancias en balnearios.

Qué más se puede pedir. Practicar el turismo y que esto revierta directamente en nuestra salud. Y en el termalismo, en el turismo de salud, vamos en balnearios, Galicia es una potencia.

 
Varios son los motivos y quizás el que menos interese al consumidor sea que Galicia está atravesada de punta a punta por aguas termales curativas y medicinales. Galicia ha dado un paso más allá, y no sólo se ha quedado en mera comunidad plagada de fuentes termales. Un estudio sobre Aguas Minero medicinales estudió 80 manantiales, y tenía censados 175 más. Además de esta exhuberancia termal, Galicia se ha proveído de inmejorables instalaciones, ha incorporado las últimas técnicas, y ha escuchado al cliente. Con esto lo que queremos decir es que también la gente joven quería beneficiarse de unos servicios hasta hace poco tiempo utilizados preferentemente por gente mayor. Para que la juventud accediese a los balnearios tenían que cambiar muchas cosas y eso ha sucedido. La oferta se ha adaptado también a sus intereses mucho más encaminados a la estética y el relax. Las plazas hoteleras han elevado mucho su calidad, y su estética, y han incrementado su oferta de actividades paralelas, sobre todo las relacionadas con la naturaleza. Por lo tanto en la última década del siglo pasado comenzó una modernización de estos destinos de salud. A la vez se modificaba el perfil y comportamiento de los usuarios . Y desde luego se desestacionalizaba este turismo. En quince años se ha pasado de estancias de medias de 15 días a 1 semana. Decíamos al principio que se llama a este turismo de salud, y como pueden comprobar esta denominación se queda corta a la vista de la oferta existente. Se ha trascendido el concepto de termalismo, y este despegue quien mejor lo refleja son los números. Los 18 balnearios gallegos alcanzan un 81% de ocupación , y la provincia de Pontevedra es la más visitada. La cifra de facturación del ejercicio del 2000-2001 es de 49 millones de euros, lo que supone un incremento de casi el 8% respecto al año anterior. Y ya que continuamos en un momento de pleno apogeo, las expectativas para este año suben la facturación 6 millones de euros, es decir a un total de 55 millones de euros. Esta ganancia no sólo enriquece a los sectores privados implicados si no a todo el país. Primero porque genera empleo. No hay dato más significativo que el siguiente: los balnearios generan el doble de empleo que un hotel. También contribuye a la puesta en valor de recursos, y a la recuperación del patrimonio monumental. Además permite la necesaria distribución de ingresos e impulsa el sector industrial ya que muchas empresas gallegas participan en su construcción y mejora. Por todo lo dicho es comprensible que en toda Galicia se quieran apuntar al fenómeno relacionado con la Belle Epoque , y las instituciones públicas apuesten por ello. Balnearios como el nuevo de la Toja, o el de Laias merecen la visita sólo por la mera contemplación. Los demás incorporan las últimas novedades, como es el caso de Ourense que ha mirado hacia oriente para construir estas termas da Chabasqueira. Y lo que queda por venir, desde la nueva Casa de Baños en Ourense, además de otras termas al aire libre, al gran centro termal de Caldas, o el de Talasoterapia en Viladesuso.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook