Mapa de recursos


Mar de Arousa

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

De isla en isla.

Desde el puerto deportivo de Ribeira, la ciudad parece distinta. Si vamos en barco, como es el caso, aún mejor.

 
En cualquier época del año es un placer surcar estas aguas tranquilas del mar de Arousa para asomarnos a sus bellezas y a toda su riqueza. No en vano, en Ribeira, estamos ante el primer puerto de bajura de toda la Unión Europea. El Kinamary II es nuestro guía. Un hermoso motovelero de dos palos traído desde Finlandia. José Vicente Domínguez, su propietario, nos conduce con buena mano en esta travesía. Navegaremos de isla en isla.
En Sálvora hacemos nuestra primera parada. Buena parte de la isla está integrada en el Parque Nacional Illas Atlánticas. Es una de las islas gallegas más desconocidas, puesto que es de propiedad privada. Razón de más para sentirse privilegiados por visitarla. Ahora está deshabitada, pero en este paraíso vivieron colonos hasta los años 60. Y mucha, mucha historia destila este pequeño enclave. Aquí se instaló la primera fábrica de salazón de la ría de Arousa, a finales del siglo XVIII. Volvemos al mar y cruzamos la ría. Nos situamos enfrente de O Grove, surcando, eso sí, un océano de 2.000 bateas. Toda una factoría industrial de primer orden, fuente de trabajo y de delicias gastronómicas, donde reside la buena fama del mar de Arousa. En cualquier parte sorprendemos a los mariscadores con los trabajos del mejillón. Y ya casi nos imaginamos paladeando el sabor del mar.
Otra isla: A Toxa. De forma automática la identificamos con lujo, ensueño, comodidades. Las de su encanto natural y de sus instalaciones hoteleras, entre las que se cuenta uno de los mejores centros de talasoterapia de España. Bordeando la costa de Cambados y de Vilanova, arribamos a la Isla de Arousa, la “isla” por excelencia de este mar. Con una población de 5.000 habitantes, constituye un importante enclave urbano que aumenta de forma espectacular en los meses de verano. Muchos turistas acuden atraídos por la belleza intacta de sus 80 playas, y la mágica sensación de paraíso rodeados de mar por todas partes. Y si la Illa fue territorio apetecido de romanos, piratas y vikingos, ese dicho se completa con la ruta marítima del Apóstol Santiago. Las olas todavía susurran la leyenda del traslado de sus restos en una barca de piedra por estas aguas. Aguas que bañan también la isla de Cortegada, otra de las privilegiadas componentes del Parque Nacional Illas Atlánticas.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook