Mapa de recursos


Cortegada, Parque Atlántico

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Puerta Atlántica de la Ría de Arousa.

Aunque la isla de Cortegada pasó a formar parte del parque nacional de las Illas Atlánticas en el último momento, y ya es patrimonio de todos, aún no es posible acceder a ella y disfrutarla, pues continúa en manos privadas.

 
La pequeña isla de Cortegada es de gran interés natural porque en su parte norte existe el bosque de laureles más meridional y grande de Europa, ya documentado por el historiador Plinio el Joven. Pese a su fragilidad ha sobrevivido por estar despoblada y por su clima. Su otra gran riqueza natural son una riquísima variedad de macromicetes, una especie de hongos.
La curiosa e incluso rocambolesca historia de este pedazo de Vilagarcía de 50 hectáreas, comenzó cuando la pujante urbe la regaló en 1907 al rey Alfonso XIII. La intención era que construyese en ella su palacio de verano, pero en vez de convertirse en el Marivent gallego, fue vendida por Juan de Borbón en 1978 a la Inmobiliaria Cortegada por 60 millones, de los de entonces. Está unida a Carril por el canal de Viveiro de 200 metros, que se puede pasar a pie cuando la marea está baja, por eso también es conocido como “Camino del Carro”. La comunicación era fluida ya que estaba habitada, hasta que echaron a los colonos. En la isla hay un embarcadero, un santuario románico, un hospitalillo lazareto y las ruinas de las casas de sus anteriores habitantes.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook