Mapa de recursos


Una Historia Deportiva

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Desde Galicia Para El Mundo hemos escrito muchas historias de júbilo deportivo y todas, con nombre y acento gallego

Si hacer deporte en Galicia es un saludable acto de placer, apasionante resulta asistir al debut de otra selección gallega, la femenina, que, como la masculina, nos demostraba no hace mucho que tenemos acento propio en esto del fútbol.

 
Un estadio que se llena o el silencio de la soledad. El triunfo o la derrota. En equipo, sobre el césped o sobre el parquet. Solos, jugando con el viento y las olas del mar, o dejándose acariciar por el frío de la alta montaña.
Noya, Rocío, Pereiro, Serrano, Chano, Andrés, Chus, Raña, Cal... Son la vía láctea de nuestro deporte y es a ellos a quien debemos las medallas de nuestra bandera.
Con ellos ganamos el Tour, ascendimos al Everest y llegamos los primeros a la meta olímpica. Son nuestros ídolos y nuestro triunfo.
Pero el futbol... ¡El futbol es nuestra pasión!. El Depor, el Celta, el Racing, el Pontevedra que "hai que roelo", el Ourense, el Lugo.
Somos los gallegos sufridores de domingo tarde; en el estadio o por el "pérper viu". Somos la Peña que sobrelleva, cervecera, las penas de la derrota, y baña las victorias en la fuente de Cuatro Caminos o en la de la Plaza de América.
El futbol es el deporte rey, protagonista de la mas bella historia aquí vivida y por nosotros contada
Que hacía varios lustros democráticos que pedíamos ¡Selección Galega Xa!, cuando nos estrenamos en San Lázaro, en una nebulosa noche de aquel diciembre del quinto año del tercer milenio.
Y allí estaban Michel, Oubiña, Pablo, Nacho, Sito... con Fernando y el sabio Arsenio en el banquillo.
La fiesta siguió un año mas tarde, cuando fuimos todos a Riazor para derrotar a los charrúas. Y tuvo su tercera edición hace nada, para despedir el 2007, en Balaídos, frente a Camerún... Antes, debutaron ellas, la selección femenina, que también saben jugar al futbol.
Todo un aliciente, las selecciones gallegas, para que nuestros pequeños futbolistas crezcan soñando con un futuro de éxitos deportivos.
Porque, aunque no lo parezca en las alineaciones de nuestros equipos, mas de cien mil jóvenes practican este deporte, en la Galicia deportiva de nuestras ilusiones.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook