Mapa de recursos


La Isla de los Poetas

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Aún hoy parecen resonar en la ensenada los lamentos amorosos del trovador Mendiño.

Desde la playa de Cesantes, San Simón es una estampa romántica que provoca el vuelo de la pluma. Las musas se reúnen alrededor del poeta y mientras guardan su inspiración lo transportan sin parada hasta el final de su obra.

 
Dicen que pudo haber nacido en la parroquia redondelana de Quintela, en un lugar llamado Mendo desde donde se divisa con claridad la isla de San Simón. Desde Mendiño, muchos escritores y poetas han sucumbido al encanto de esta isla misteriosa. El último ha sido Vázquez Montalbán, que a principios de año, escogió San Simón para presentar su última novela ambientada en esta isla a donde un viejo profesor viene a pronunciar su última lección magistral. Antes de Vázquez Montalbán, el entorno de San Simón fue escogido para celebrar un encuentro internacional sobre la vida y obra del escritor Hemingway, que llegó a residir en Vigo. Durante esos días se obsequió a la isla con una escultura en honor del libro Veinte mil leguas de Viaje submarino, donde Julio Verne hace referencia a los 20.000 gallegos de Rande.
La leyenda ha sobrevolado siempre esta isla enigmática, impenetrable y mágica que bautizaron los caballeros templarios en el siglo XII. Ellos construyeron la ermita que inmortalizó Mendiño en su cantiga y que atraía devotos de toda la comarca. La devoción religiosa atrajo a los pascualinos y a los monjes de Poio que se refugiaron aquí durante la gran peste de 1598. Su situación estratégica en cambio resultó más perjudicial que beneficiosa. Primero sufrió los saqueos de vikingos y sarracenos, después las incursiones corsarias de Francis Drake y finalmente fue blanco de la armada inglesa durante el hundimiento de los galeones de Rande. En 1838 se construyen el lazareto y el puente que había de unir las dos islas. Durante la guerra civil se convierte en penitenciaría para transformarse después en un albergue nacional donde pasaban sus vacaciones los oficiales de la guardia de Franco. Entre 1955 y 1963 funciona como Hogar Méndez Núñez para huérfanos de marineros y por fin en 1966, pasa al patrimonio del Estado que en 1977 reconoce a Redondela la soberanía de las islas. Hoy están siendo rescatadas del olvido gracias a un proyecto que ha corrido a cargo del arquitecto César Portela. Las obras están a punto de finalizar y el próximo año la isla será un centro de ocio, congresos y estudios marinos. Lo que fue lazareto y prisión se convertirá en el hotel Stella Maris. En los viejos lavaderos se ha instalado un acuario y en los antiguos dormitorios del Hogar Méndez Núñez estarán la Casa de los Oficios del Mar y la Escuela de Vela. En lo que fueron las cocinas se abrirá un precioso comedor acristalado. Los antiguos almacenes se han convertido en una residencia para cursos y seminarios con un edificio multiusos y aseos en el edificio de la antigua central eléctrica. Al otro lado del puente la antigua guarnición militar de San Antonio servirá ahora para albergar un museo de la ría y una biblioteca especializada. Los hermosos jardines del XIX también se están recuperando. Plátanos, acacias, palmeras y sobre todo, bojs. Un bosque de buxos famoso en toda Europa debido a la cantidad y la altura de estos viejos y nobles árboles que han sido testigos mudos de grandes y pequeñas historias que todavía podrán inspirar a muchas generaciones de poetas.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook