Mapa de recursos


El Desarrollo Industrial

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El sostén económico de Santiago es el sector servicios, pero a tan sólo diez minutos hay un polígono industrial que alberga sorprendentes datos.

En 1975 se creó el polígono del Tambre en 1975 a iniciativa de la Entidad Pública Empresarial del Suelo. Su extensión es de más de 1 millón de metros cuadrados, y su necesidad la demostraron los propios empresarios que ocuparon la casi totalidad de las parcelas a los pocos meses.

 
La empresa más notable del polígono de Cambre es Televés. La calidad, investigación y productividad son las claves de su liderazgo. Fue la primera que demostró la necesidad de dar cobertura a la expansión económica e industrial de Santiago. El polígono se fundó con 278 empresas, hoy en día son más de 400. La mayoría son de almacenamiento, distribución, automóvil, recambios, concesionarios y transportes. Entre todas generan 5000 empleos directos e indirectos. Y alguna otra triunfa desde hace ya dos décadas como Uro, en este caso en la fabricación de vehículos especiales todoterreno. Emplean a 70 personas y facturan unos 3500 millones anuales.
Según la Asociación de empresarios del polígono del Tambre hay varios motivos que explican por qué no existe un mayor desarrollo industrial en Compostela. Para empezar fallan los accesos, hay que reformar los viales interiores, y por último aumentar la oferta de suelo industrial. Todas estas consideraciones hay que hacerlas partiendo del hecho de que este polígono es un ejemplo de crecimiento empresarial, ya que se ha dinamizado en muy poco tiempo. De hecho tanto ha crecido que el polígono no es capaz de asimilar los 20.000 vehículos diarios. A todos estos problemas van a dar solución Concello, Diputación y Xunta a partir de enero del año que viene con una inversión de 3’85 millones de euros a un fondo conjunto de financiación cuatrienal. Para mejorar los accesos se va a reducir la zona verde a cambio de ampliar el ancho de las calzadas. Así se van a ganar unos 25.000 metros cuadrados. El nuevo polígono de Amio va a ser la solución a la insuficiencia de suelo industrial. Y es que resulta curioso que según los datos de la Zona Franca de Vigo esta comarca tiene un gran volumen de ventas y, en cambio, una gran saturación del suelo industrial. Y no sólo saturación si no altos precios. Un metro cuadrado en el Tambre se revende a 30.000 pesetas


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook