Mapa de recursos


Ciudad con Estilo

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Santiago se muestra al mundo humana, habitable, hermosa y práctica.

Compostela ha conseguido proyectarse al mundo sin renunciar en ningún momento a sus coloridas tradiciones. Los rituales y los pequeños placeres sobreviven, en plena capital de Galicia, al paso de los tiempos y lo que es más difícil, a la globalización del mundo.

 
Vivir en Compostela es el privilegio de descubrir en sus calles una pequeña maravilla cada día. Incluso cuando llueve este es un lugar mágico donde agua y piedra parecen haber hecho un pacto por la belleza. El hechizo que ejerce Santiago ha inspirado cientos de leyendas escondidas por los rincones de la ciudad y relacionadas, casi todas ellas, con la tradición xacobea. Son las historias que han llegado de boca en boca hasta los lejanos países de donde proceden los peregrinos. Se cuenta que incluso el emperador Carlomagno llegó peregrinando a Compostela. Dicen que traía un pergamino donde había escrito todos sus pecados, por los que pedía indulto con su peregrinaje. Al llegar ante el Apóstol, en la catedral antigua, pidió perdón y el pergamino apareció limpio, los pecados habían sido borrados de la tela y de su conciencia. No hay pueblo con historia que no tenga sus leyendas. Su vieja universidad es también una leyenda viva. Pertenece al selecto grupo de las incunables europeas y arrastra orgullosa una historia de 505 años como novia que arrastra una hermosa cola de más de 5 siglos, atesorando saber y acogiendo movimientos políticos, sociales e ideológicos de los que muchas veces fue inspiradora. Hoy continúa ocupando esa vanguardia y luchando para que sus esfuerzos por facilitar el acceso de toda la sociedad a las aulas, no retrocedan. La sabiduría de la universidad ha contagiado al resto de la ciudad. Santiago ha sabido planificar a tiempo un urbanismo racional, pensado a la medida del hombre. Se muestra respeto por cada piedra, rehabilitando el interior y el exterior de una de las ciudades históricas mejor habitadas de Europa. El casco monumental ya es territorio conquistado por los viandantes gracias a la regulación del tráfico, y también se humaniza la zona del ensanche convirtiendo calles tan céntricas como Alfredo Brañas en un boulevard para paseos y compras.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook