Mapa de recursos


Santiaguiño do Monte

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

O Santiaguiño do Monte es el lugar más emblemático del municipio de Padrón.

Desde el Convento del Carmen ascenderemos a la cumbre, en donde se asienta una de la más conocidas ermitas de Galicia, erigida en honor del Apóstol. Cuesta subir, pero merece la pena.

 
Cálcense unas buenas botas y con ropa cómoda emprendan el ascenso. Son unos trescientos escalones, sí, han leído bien, trescientos. Pero tampoco tengan prisa, que no se trata de hacer competiciones monte arriba. Aunque, todo hay que decirlo, el dicho popular asegura que quien es capaz de subirlos todos de una sola vez y sin pararse no muere ese año. En fin, siempre es aconsejable estar en forma. Después hay premio, ya lo verán. En la ladera oriental del monte San Gregorio se alza la ermita de Santiago, a 229 metros de altitud. Es todo un punto de referencia para los peregrinos, que completan aquí el Camino de Santiago y honran al Apóstol en la pequeña capilla. Además el cansado romero puede reponer fuerzas en la fuente donde bebió Santiago y que horadó con su báculo para demostrar su capacidad “milagreira”. Cerca de la fuente se inician unas cuevas misteriosas donde se hallaron pinturas de la época romana. Ese amontonamiento de rocas es el origen de la devoción. Según la leyenda, sobre ellas predicó el Apóstol nada más llegar a Galicia en su primer viaje. La imaginación popular las identificó con la cueva donde se escondió de sus perseguidores, su lecho y el altar, y como resultado tenemos la tradición de “pasar pola pedra” para pedir favores al santo. Claro que no es tan fácil, ni tan sencillo. El ritual exige, de nuevo, una buena forma física. Y otra vez, la leyenda dice que sólo los que pueden pasar por todas las piedras alcanzarán la gloria directamente, sin más. Viéndolas está claro que, salvo los niños, todos tendremos que esforzarnos para conseguir tan gran propósito. Algunos en forma y subiendo por las escaleras, otros en coche por la vía directa, muchísimas personas se dan cita en la concurrida romería del 25 de julio en Santiaguiño do Monte. Los habitantes de Padrón no se la pierden por nada del mundo porque es uno de sus lugares favoritos. Para padroneses, visitantes y peregrinos, el premio a tanto esfuerzo es el descanso en el área recreativa de dos hectáreas, y las vistas desde los miradores. Los árboles están muy crecidos y se adivina más que se ve el perfil urbano de Padrón, justo lo que nos queda por conocer. Así que seguimos ascendiendo la cumbre del monte San Gregorio para saludar al valle con la luz del atardecer.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook