Mapa de recursos


Tiempo de Entroido

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Muy pronto toda Galicia saldrá a la calle a celebrar el Entroido, nuestro Carnaval.

En la provincia de Ourense, el carnaval se vive de una manera especial. Verín, Laza y Xinzo forman una suerte de triángulo mágico del Entroido, una celebración irreverente donde el mundo se pone patas arriba, un desenfreno para contrarrestrar la seriedad de la Cuaresma, cuando los sentidos se ponen a raya.

 
En el sur ourensano se mantienen vivas las mascaradas rurales después de la larga noche de piedra de la dictadura que quiso, y no pudo, acabar con esta expresión genuina de la diversión de todo un pueblo. Si bien es cierto que en la actualidad el Entroido se mezcla con tradiciones de otras latitudes y adquiere cada vez más tintes urbanos, peliqueiros y cigarróns continúan haciendo sonar sus chocas e incitando a los modosos que osan desafiar la norma que dicta disfrutar de un tiempo único.
Xinzo de Limia pasa por ser uno de esos lugares donde la tradición se ha mantenido en su forma más genuina. Aquí se observa escrupulosamente todo un calendario festivo, el más extenso de Galicia y casi de España, con cinco domingos sucesivos de liberación. El próximo 9 de febrero arranca el Entroido de Xinzo con el domingo Fareleiro, la broma consiste en pringar a todo el mundo de harina y los niños son los grandes protagonistas. La semana siguiente tiene lugar el domingo Oleiro, o lo que es lo mismo, jugar a lanzarse ollas llenas de agua o harina. Quien se manche o las rompa deberá pagar una ronda de vinos a todos los integrantes del corro. El domingo Corredoiro tiene por objeto entronizar al “Meco” en la plaza Mayor, como símbolo de un período especial. Las “pantallas”, las máscaras tradicionales de Xinzo, son las grandes protagonistas de todas las festividades. Porque aún hay que sumar el viernes, sábado, domingo, lunes y martes de Carnaval, y todavía el miércoles de ceniza y el domingo de piñata como fin de fiesta. Niños, jóvenes de cualquier edad y ahora también las mujeres se disfrazan en Xinzo de pantallas. Es una vestimenta enérgica, o eso parece porque quien la viste no para de dar saltos. Las caretas de demonios primitivos se confeccionan de modo artesanal, así que todas son únicas e irrepetibles. Su aspecto fino y distinguido se acompaña de una banda sonora especial: las campanillas, o lo que es lo mismo, el sonido del Entroido de Xinzo. Sus aullidos guturales son para asustar, divertir... y sus víctimas, los que no se disfrazan, se exponen a ser objeto de su algarabía y de los zurros de las vejigas de vaca que chocan incesantemente. Verlas correr por las calles de Xinzo es un espectáculo inigualable que congrega cada año a más de 40.000 personas. Ya lo saben, a principios de febrero y hasta el 9 de marzo pueden disfrutarlo.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook