Mapa de recursos


Balnearios de Guitiriz

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El turismo termal se consolida como opción de tiempo libre por toda la geografía gallega.

Cuando nuestro ritmo de vida nos pide un respiro, desearíamos estar en un lugar donde todo fuese paz y silencio, donde no existiesen las preocupaciones y todo nuestro cuerpo experimentase sensaciones de bienestar y armonía. Esos lugares existen, son los balnearios gallegos.

 
La clave está siendo atraer a público diverso, con ofertas especiales y un abanico de servicios variado y atractivo. A estos paraísos termales se ha dejado de acudir sólo por consejo o prescripción médica, ahora la disculpa puede ser perfectamente un fin de semana tranquilo durante el que nuestras únicas ?obligaciones? sean estar a cuerpo de rey.
Muchos de los balnearios son también suntuosos hoteles que incorporan excelentes restaurantes y actividades deportivas complementarias. Lo que hoy en día son centros de ocio y salud que incorporan las tecnologías más avanzadas nacieron con el descubrimiento de fuentes termales naturales a donde, con el tiempo, acudirían los ?agüistas?. También las aguas son el tesoro de Guitiriz. Fuentes como la de Valdovín, en San Estevo de Parga, son conocidas por sus propiedades curativas. El lugar ha sido acondicionado hace poco, así el paseo hasta allí se hace mucho más agradable. Como agradables debían de ser las vacaciones de los que iban a descansar al Balneario de Pardiñas, construido en los años 50 dada la enorme afluencia de gentes en busca del remedio de sus aguas sulfuro-fluoradas. Hoy sus instalaciones de hospedaje están cerradas, pero el turismo de paso dispone de apartamentos, un camping y hostales. Muy pronto este panorama cambiará sensiblemente. A partir del próximo mes de junio la Cadena Hesperia abrirá el reformado Gran Hotel Balneario de Guitiriz. Con su nombre de siempre y con unos galones de cinco estrellas. La Villa Balnearia de Guitiriz volverá entonces a brillar con luz propia. Este balneario fue uno de los mejores de Galicia desde su apertura en 1908 y hasta su cierre en 1972. Responsable de su origen fue el descubrimiento de las propiedades curativas de las aguas de la fuente de San Juan de Lagostelle, a principios del siglo XVIII, aunque fue a finales de esa centuria cuando comenzó a ser conocido en toda Galicia y de ahí en toda Europa, numerosos premios en Inglaterra, Francia y Holanda lo atestiguan. Ahora está a punto de recuperar esplendores pasados. La firma de arquitectos Díaz y Díaz de A Coruña se ha encargado de reformar las instalaciones del hotel, un edificio modernista de principios del siglo XX que contará con 87 habitaciones y 20 suites, además de salas de convenciones y usos múltiples, así como de la nueva planta que acogerá el balneario, que dicen, será uno de los mejor equipados de toda España. El proyecto, muy pronto una realidad, exige una inversión de unos 15 millones de euros que cuenta con el apoyo de instituciones públicas. Según nos han contado sus artífices, los criterios que rigen la obra se basan en el respeto por el carácter del edificio y la sensibilidad para integrarlo en su entorno. Se trata de una finca de 54 hectáreas con un frondoso bosque de gran valor ecológico en el que hasta hay una pequeña mezquita, recuerdo de cuando era utilizada por los convalecientes musulmanes de la guerra civil, período durante el cual el balneario fue utilizado como hospital. Su campo de golf adyacente ya es un poderoso atractivo del complejo, al igual que la antigua cochera, su actual Casa de Campo, una cafetería y restaurante que constituye una nuestra palpable del nuevo aspecto del flamante Gran Hotel Balneario de Guitiriz.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook