Mapa de recursos


Tierra fértil

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

En Guitiriz, la transformación del agro es una realidad.

Nueve de la mañana. El sol se levanta sobre la parroquia de Xestoselo y en la granja de Segundo llevan ya un buen rato ordeñando.

 
Ciento cinco cabezas de ganado van pasando por turnos a la sala de ordeño. Tienen la suerte de pertenecer a una de las explotaciones lácteas más grandes y modernas de Guitiriz. Segundo visita las ferias ganaderas más importantes de Europa y aplica los últimos avances de lo que los americanos han dado en llamar el cow confort, es decir, tratar de que las vacas se sientan a gusto para que produzcan más y mejor leche. A poco que se acerque al rascador, la vaca recibirá un relajante masaje, pero lo que de verdad les apetece a las reses es comer. Solo lo hacen una vez al día y de esa manera desarrollan su condición de animales rumiantes. La máquina que les sirve la comida pertenece a la cooperativa y realiza el mismo servicio en varias granjas de Guitiriz, de esa manera los propietarios de las explotaciones lácteas asociadas ahorran trabajo y dinero. Pero en Guitiriz no todos son granjeros último modelo. El tamaño medio por explotación es de 12 a 15 vacas, aunque cada vez es más frecuente encontrarse con granjas de entre 60 y 70 reses como la de Corvite de Arriba. Para Manuela, resulta más rentable una cabaña de estas dimensiones siempre que alguien le compre la leche. En total hay en Guitiriz unas 12 mil vacas repartidas en aproximadamente 3 mil explotaciones. La mayoría se dedican a la leche pero también se cuida una selecta cabaña de vacas rubias acogidas a la denominación de origen TERNERA GALLEGA. La mitad de la población activa de Guitiriz se dedica al ganado bovino. Trabajan por cuenta propia, con tendencia clara al envejecimiento y con una tímida pero creciente implantación del cooperativismo. El sector ganadero está despertando. Algunos se ha atrevido incluso a traer avestruces pero el clima lluvioso no ayuda en la cría de estos animales de secano. Los cerdos también tienen cierta importancia y aunque se dedican fundamentalmente al autoconsumo, podemos encontrar también algunas empresas de cría. Hay además una empresa asociada a la cooperativa COGAL que desde hace ya bastante tiempo se dedica a la cría de conejos con el sistema de la inseminación artificial.
En relación directa con las granjas están los almacenes de pienso que también abastecen de semilla a los agricultores. En los últimos veinte años el campo de Guitiriz se ha ido transformando para adaptarse a las necesidades del sector ganadero. Se cultivan más cereales forrajeros para el ganado y menos trigo. El resto es patata, maíz y huerta. Pero el mayor beneficio que se obtiene de la tierra son las masas de árboles. Casi un 70 por ciento del territorio está dedicado al sector forestal y el suculento rendimiento que se obtienen ha reducido considerablemente las reservas autóctonas. La misma rentabilidad se persigue pueden en estos invernaderos de Teixido y a pesar de las frecuentes heladas, Guitiriz puede decir que produce sus propias flores y sobre todo puede asegurar que la transformación de su rural es una realidad.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook