Mapa de recursos


Villa de Parga

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La Villa de Parga es el segundo núcleo de población mas importante de Guitiriz.

Para el poeta Manuel María los hombres de la Terra Chá no tienen palabras ni tampoco cantares. Quizás sea porque el tiempo que emplean otros en hablar, ellos lo dedican a cuidar su entorno.

 
Hay feria los 28 de cada mes y todos los domingos entre el 9 y el 15 de cada mes. Es lo que ocurre en Parga, la antigua Párraga da Reconquista, la segunda localidad en importancia urbana, mercantil y social con casi 600 habitantes censados. En toda la parroquia de San Estevo de Parga superan la cifra. Al igual que Guitiriz ha sido durante toda su historia obligado lugar de paso, pero ellos se ocupan de cuidar lo suyo. Y esta pequeña localidad cuenta con una bonita área fluvial, un centro de actividades o una alameda llena de esculturas. A la orilla del río Parga está el CIT, abierto hace ya 3 décadas para la promoción del turismo, la cultura y el deporte. Ese es un terreno de 4.000 metros cuadrados, con pistas para practicar baloncesto y fútbol, hay también un parque infantil, y cafetería. Pero además de ser un centro de ocio, en esas instalaciones se imparten charlas, cursos, e incluso un festival de cine al aire libre. Al otro lado del río Ladra está el área recreativa A Carballeira cubierta por enormes árboles perfectas para meriendas y otros descansos. Lo avala que este espacio está incluido dentro de la propuesta gallega de la Red Natura 2000.
Son características las casas con balcón de hierro, y solanas o galerías de madera propias de finales del siglo XIX y principios del XX. Y en general destaca el cuidado en la construcción. Frente a la quietud actual, Parga llegó a ser un hervidero de 19 tabernas que atendían a los que hicieron allí la mili y practicaban el tiro en su campamento militar. Recuperan el ajetreo cuando celebran la feria de los callos y la cantería. Además después las obras ganadoras adornan la rutina diaria. En las fiestas de Parga se gasta más dinero que en otras porque la empresa Ingemarga paga a este pueblo por extraer granito de uno de sus montes comunales. Y es que las canteras horadan todo su paisaje.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook