Mapa de recursos


La Rubia Gallega baila la samba

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La estrella de la ganadería gallega.

Su fama ha traspasado fronteras, tanto que ha cruzado el charco.

 
Felices podemos ver ejemplares de rubia galega en las instalaciones de la Granja Mosquera en Brasil. A esos pastizales donde crecen palmeras y a su clima se ha adaptado perfectamente la más guapa de todas las vacas. Claro que en este viaje transoceánico ha tenido la ayuda de la raza brasileña nelore, con la que se ha cruzado la rubia. De esta peculiar unión ya ha resultado que la genética de la rubia galega ha incrementado la producción de carne de la nelore en un 30%, además de primerísima calidad. El reto es especialmente valioso. En primer lugar por la excelente oportunidad de negocio que eso significa. Además de la comercialización de la genética de la rubia, se piensa en la introducción de otros productos en el mercado brasileño e incluso en crear un tejido empresarial gallego en la industria transformadora. Pero todo cobra una nueva dimensión si tenemos en cuenta que Brasil es uno de los principales productores de carne del mundo. Cuenta con una cabaña de más de ciento veinte millones de cabezas de ganado. La introducción de la genética de la rubia en un mercado tan exigente y con unos resultados tan buenos no hace sino incrementar el prestigio internacional de esta raza gallega. El éxito de esta aventura es un premio al esfuerzo, la profesionalidad y la formación del sector agroganadero gallego, que ha sabido navegar difíciles travesías manteniendo intacto el prestigio de la carne con carnet, la ternera gallega. La justa y merecida buena fama de esta denominación de origen se ha ganado los mercados españoles. Para los consumidores representa una garantía de calidad, todo un desafío ante las recientes crisis alimentarias. Quien la compra y la consume sabe que está ante un producto sometido a exhaustivos y rigurosos controles que comienzan en la cría y terminan en los expositores comerciales.
La rubia galega es hoy en día una de las mejores razas productoras de carne del mundo. Su complexión robusta, fuerte y buen desarrollada corresponde con la de los animales especializados en producción cárnica. Añadiremos su facilidad para adaptarse a medios adversos, la facilidad de parto, longevidad y sus cualidades maternales. Con todos estos datos tenemos al prototipo de vacuno de carne del siglo XXI. Y además, es una raza autóctona. Tradicionalmente, la rubia se ha dedicado a los trabajos del campo y más tarde se consiguió una cierta especialización en la producción lechera. Pero fue en la producción de carne donde se observó la mayor rentabilidad y calidad de la raza. Por eso hoy en día es una de las razas emblemáticas de España, asidua de los primeros puestos en certámenes ganaderos de razas autóctonas. Ha alcanzado el reconocimiento internacional, patente en sus cruces con razas genuinas de Portugal, Colombia, Venezuela, Argentina y Brasil. La responsabilidad de que podamos decir que la genética de la rubia sea una de las mejores del mundo corresponde a la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Vacuno Selecto de Raza Rubia Gallega, ACRUGA, que desde su fundación en 1968, trabaja con el apoyo de instituciones públicas. Y ahora que la inseminación artificial es la opción más segura para alcanzar los mejores ejemplares, el proceso de selección sólo ha introducido avances en la raza. Hasta el punto de que ya casi deben haber aprendido a bailar samba.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook