Mapa de recursos


Cuna de Ilustres

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

La tierra inspira.

Presume la gente de Lalín de ser imaginativa e incluso audaz. No debe faltarle razón a quienes esto afirman, si echamos un vistazo al censo de personajes ilustres que aquí nacieron.

 
El tranquilo y límpido cielo de Lalín, 100 años más joven y menos contaminado, inspiró las conclusiones astronómicas de un sabio. Ramón María Aller creció y aprendió a desentrañar los misterios de las estrellas respirando la tranquilidad de este entonces pequeño pueblo. Este sacerdote plasmó sus pulcras conclusiones mientras la vida transcurría en Lalín y él la dedicaba al espacio abstracto. Para él se creó la cátedra de astronomía en Santiago, y su nombre figura donde a él más le gustaría, en un cráter de la luna. Qué tendrá este cielo que también amamantó el más grande astronómo español del siglo XVIII, matemático Rodríguez. Desarrolló su carrera en Europa y murió incomprendido por su talante liberal. Y de dos artistas del cielo vamos a un artista del viento, el aviador Joaquín Loriga Taboada nacido en Lalín en 1895. Destacó su actuación en la guerra del Rif, pilotó el autogiro de De la Cierva en su inauguración, y culminó su carrera con el raid Madrid- Manila. Sólo pudo llegar hasta Macao, pero igualmente recibió todos los honores, también en su tierra natal,... y entre el público, el pintor Laxeiro. Uno de los pintores más representativos de Galicia, Laxeiro, nació también en estas tierras de Lalín. Era difícil contener el talento de Laxeiro dentro de las lindes de la pintura, y se desparramaba hacia la literatura y actuación. Algo lógico ya que su tierra natal le inspiraba fuertemente. Laxeiro estuvo en Argentina 10 años pero por elección, y antes de morir, pudo disfrutar del justo reconocimiento a su obra. También hay una figura destacada en el campo de la medicina, Wenceslao Calvo Garra. Eminente neurólogo que estudió entre otras muchas cosas los efectos de las radiaciones o la posibilidad de crear sangre artificial. Este médico acabó viviendo en Alemania, y en el exilio también acabó el singular cineasta Juan Orol. En Méjico creó sus extravagantes películas impregnadas de su particular universo y en las que hacía desde productor a actor. Uno de sus principales méritos fue que dotó a la cámara de un movimiento entonces no habitual. Muchos de estos hombres tuvieron que emigrar porque Galicia se les quedaba pequeña o no les quedaba más remedio. Fueron probablemente acogidos en algunos de los múltiples centros del Deza que hay a lo largo del mundo, porque esta tierra fue víctima terrible de la emigración.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook