Mapa de recursos


Para vivir, Vedra

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Comprar una vivienda es el primer sueño de toda pareja joven.

Vedra tiene toda la oferta de Santiago ya que está a tan sólo unos minutos, pero además compite con su aire puro, con parajes verdes y enclaves históricos. Estamos en el centro de Galicia.

 
A 12 kilómetros al sur de Santiago, unida a la ciudad por la autopista de Ourense o por la Nacional 525, esta es una zona bien comunicada. Estas características convierten a Vedra en un paraíso inmobiliario.
En la actualidad en Galicia hay un descenso de demanda de pisos por la desaceleración económica. El precio de la construcción ha subido, por el precio de los suelos, un 14% el año pasado. Como respuesta los tipos de interés hipotecario han bajado, lo que llamamos el euribor, sustituto del mibor. Actualmente está en torno a un 2?7%. La intención es equiparar las hipotecas a los alquileres para que la gente joven no se sienta intimidada por los altos precios de compra. El precio de un chalet a las afueras de Santiago no baja de los 150.000 euros. En muchos casos la solución para los que quieran poseer su jardín por mínimo que sea son los adosados. Llegaron en los 80 a Galicia, y ahora ya hay 2000 unidades. Pero en Vedra aún es posible tener una casa a buen precio y que no forme parte de una urbanización, que también las hay. Existen unas normas de construcción y aquí se respetan. Ya no más uralita, hay que armonizar con el entorno y las casas han de ser bajas de un piso. Aquí la clave del éxito está sobre todo en las casas rehabilitadas. Para la pareja joven que hoy nos acompaña, como tantas otras, en Vedra está la única solución para poder poseer una vivienda. El suelo urbano está entre 4000 y 8000 pesetas el metro cuadrado. Les hemos diseñado una hipoteca. Si comprasen una casa de 15 millones, durante 30 años pagarían al mes unas 71.000 pesetas de las de antes. En esta tierra de 51?1 kilómetros cuadrados se disemina una población de más de 5000 habitantes sin apenas ninguna concentración urbana importante, lo que da una densidad de unos 100 habitantes por kilómetro cuadrado. Pero sus habitantes aumentan porque la oferta de Vedra no se puede igualar o superar, esto es palpable. Y el hecho de que sean los más jóvenes los que vengan aquí lo deja claro el padrón municipal, la población es mayor en la franja entre 24 y 34 años.
Cada vez hay más que se apuntan al estilo Vedra: tranquilidad, verde y todo el mundo urbanita a tan sólo unos kilómetros para quien lo necesite o quien lo quiera. Y aún hay déficit de defunciones con nacimientos. Pero es incuestionable que el panorama ha cambiado muchísimo, porque el número de viviendas unifamiliares se ha multiplicado por 4. Y si en los últimos años la media de construcción era de 16 viviendas unifamiliares por año, el ejercicio pasado subió a 53. Eso si, es voluntad del ayuntamiento controlar este fenómeno para que Vedra continúe conservando esos alicientes que lo hacen tan atractivo. Sabiendo todo esto, y conociendo la realidad inmobiliaria actual, resulta increíble que aún no haya una inmobiliaria propia de Vedra, cuando hay muchísima compraventa de casas. Sobre todo en el caso de casas antiguas para rehabilitar.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook