Mapa de recursos


Espacios legendarios

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El río Tea ofrece espacios de gran belleza, algunos incluso con leyenda propia.

El Tea es un auténtico corredor ecológico que baja entre gargantas desde la Sierra de Faro de Avión. Discurre tranquilo y se abre al valle rodeado de carballeiras y frondosos bosques de ribera.

 
Los pescadores son sin duda los mejor conocen este río. Han recorrido cientos de veces todos sus recovecos, los más conocidos y también los lugares secretos donde se esconden las mejores piezas. El Tea es un río truchero por excelencia aunque también se pescan en él reos, anguilas, escalos, múgeles de río, pintos de salmón y hasta lampreas. La temporada está a punto de empezar. Para los pontareanos el mejor lugar para disfrutar del Tea es la playa fluvial de A Freixa. Este sitio es un refugio bien conocido por los aficionados al campismo, porque cuando a nadie se le había ocurrido pasar sus vacaciones bajo una tienda de campaña, aquí ya se había abierto el primer camping de Galicia.
Además de rincones realmente bellos, el Tea atesora un buen número de leyendas y vestigios de la historia de esta Ponteareas desparramada a ambas márgenes del río Tea que desde la antigüedad ha tenido que tender puentes a la otra orilla. Muy cerca de la villa y visible desde la carretera nacional está el puente que alberga la pequeña capilla de San Roque, aunque popularmente se le conoce como el de los Remedios por la proximidad de la ermita dedicada a la virgen. Entre Moreiras y Cristiñade hay otro puente muy popular. La gente lo conoce como “ A Ponte Das Partidas”, porque según la leyenda, las mujeres embarazadas que temen perder a su hijo deben venir a este puente a medianoche y esperar al primer caminante que pase. La mujer le pedirá que apadrine a su hijo y si el caminante accede bendecirá el vientre de la embarazada con agua del río Tea. Si el niño nace sin problemas el caminante será el padrino y el marido de la recién parida tendrá que invitarlo a una comida. Espacios legendarios, ritos y leyendas nacidas en tiempos de oscurantismo y fe ciega. Difícil encontrar una explicación al fenómeno de la piedra oscilante y la misma subida al monte de A Picaraña nos pone ante otra enorme y misteriosa roca conocida como la Pena dos Namorados. Aquí el rito consiste en colocarse de espaldas y arrojar tres piedras a la roca. Si la moza consigue que se queden en lo alto entonces no hay duda de que se casará con el hombre que ama en el plazo de un año.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook