Mapa de recursos


A Cañiza, parada y fonda

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Para no faltar al tópico hablemos del jamón.

Evidentemente en A Cañiza, el jamón es un manjar, pero esta tierra tiene mucho más que ofrecer que el jamón.

 
Es famoso por su secado debido a las condiciones del clima. Es más, un jamón comprado en A Cañiza, cerca de la costa pierde sus propiedades en pocos días. La mejor manera de comprobar este principio tan científico, es asistiendo a la fiesta del jamón el 15 de agosto, o a la jornada gastronómica del lacón de Petelo.
La capital de la comarca del Paradanta, es mucho más que la parada obligatoria en el trayecto por la nacional 120 con Madrid. La autovía de las Rías Baixas no le ha hecho perder turistas, los restaurantes continúan teniendo clientes que saben lo que es una buena relación calidad-precio, y a cambio tiene otro acceso más, ha acortado las distancias y mejora día a día sus infraestructuras. En verano la población se duplica. De 6.900 habitantes que hay habitualmente en las 9 parroquias, se pasa a 11.000 en agosto. Los acogen 108 kilómetros cuadrados de montañas, valles y ríos y también 2 casas de turismo rural. La “Os do Resero” tiene caballos para conocer de otra manera esta zona. Para el verano está el bonito camping Carballo do Marco.
La media de edad de los habitantes del municipio aún es muy alta, pero contra esta cifra lucha a brazo partido el polígono industrial. Desde 1989 ha logrado que los jóvenes de A Cañiza se puedan quedar en su tierra, incluso que vengan de otras poblaciones, ya que ha creado 400 empleos directos. Las empresas se establecieron en estos 200.000 metros cuadrados porque tuvieron muchas facilidades por parte del ayuntamiento, y porque los trabajadores están a unos 30 minutos de Vigo por la autovía. Nadie les ofrecía este precio de suelo, en una localidad tan bien comunicada. Un dato curioso es que ninguna de las 12 empresas es original de A Cañiza. Una de las empresas que no dudó ante la oferta que tenía delante es Camypor. Facturan 15 millones de euros anuales con productos de plástico. Este polígono es el motor empresarial de la zona. El casco urbano gana día a día entidad, y los habitantes de las zonas más rurales lo revitalizan comprendo pisos.
Hay un hueco para la cultura donde antes lo que sobraba era el tiempo. En la sede de la antigua cárcel está ahora la biblioteca municipal y en cada parroquia hay casas de relaciones, que hacen las veces de casa de cultura. Por si están pensando trasladarse a un lugar tranquilo pero bien comunicado les decimos que aquí hay un instituto, dos colegios, un centro de ESO, y una guardería, por no hablar de la naturaleza de este ayuntamiento triangular con alta montaña, media montaña, y ribeira, a la que no puede plantar cara una ciudad. Hay diferentes modos de apreciar estos montes. Algunos ven aquí un lugar perfecto para practicar la caza. El Plan de desarrollo cinegético de A Paradanta abarca desde el valle del Miño hasta la sierra de A Paradanta. En A Cañiza el coto de caza es de la sociedad do Pedroso, en más de 4000 hectáreas hay conejo, zorro y jabalí. En estos montes también hay caballos salvajes, e infinitos senderos. Les hablaremos de dos rutas. Las de las Levadas recorre durante 20 kilómetros la arquitectura natural de las antiguas presas de regadío. La otra ruta es la de “O Camiño da Raíña” que realizaba la reina Isabel de Portugal hace 3 siglos. Y cuando el tiempo no acompaña para ejercitarse está la piscina climatizada a la que acuden incluso de otros ayuntamientos. La piscina al aire libre está en obras para recibir en las mejores condiciones el verano. Este es el prometedor presente de A Cañiza, el pasado está íntimamente relacionado con la población original de Valeixe cuyos antiguos pobladores construyeron lo que hoy es el principal centro urbano. Entonces, las cañizas o canizos eran casetas hechas con ramas para guarecerse de la lluvia. El mejor resto de épocas pasadas es el Santuario de la Virgen de A Franqueira. Este santuario fue levantado en el siglo XIII y reedificado cinco siglos más tarde. El pórtico es lo más destacado del conjunto, además de la imagen de la Adoración de los Reyes.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook