Mapa de recursos


Pantón, oro líquido

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

El cultivo del vino, el oro líquido, de los romanos, sigue presidiendo un paisaje hermoso, enmarcado en la belleza natural de la Ribeira Sacra lucense.

Es un museo sólo que muy real y las construcciones encajan perfectamente en el paisaje. Son las muras o bancales donde se cultiva el vino.

 
A Ferreira le falta apostar por sí mismo, en la enorme oferta que puede ofrecer. Contempla el encuentro de los dos grandes ríos gallegos, el Miño y el Sil, y el otro paisaje que tiene es el de la llanura abierta al Val de Lemos. También aquí se cultiva el oro líquido tanto del Miño como del Sil en ocho bodegas. Superada la barrera del año 1000 la tierra se cubrió de una blanco manto de iglesias, y ahora están esperando nuestra visita. La primera visita obligada es al Monasterio de San Salvador de Ferreira de Pantón fundado en el siglo X con una monumental iglesia románica. Esta construcción del siglo XII presenta una gran sencillez arquitectónica en contraste con su riqueza escultórica. El claustro es de dos cuerpos y data del siglo XVI. La fachada principal es barroca. San Miguel de Eiré o también “o mosteiro” es de la segunda mitad del siglo XII. Su singular nave es propia del románico rural, y destaca también su torre y otros detalles paleocristianos. Atención en el detalle esa es la actitud al acercarse a este templo que aún conserva restos prerrománicos y que se caracteriza por la esbeltez de líneas. Esta iglesia, una de las más originales del románico gallego, guarda en su interior también pinturas del siglo XVI. El conjunto ha conseguido ser declarado Monumento Nacional. San Fiz de Cangas parece que ya existía en época visigoda. En la puerta principal invoca al sol, a la luna, con una cruz griega en el centro, además de otros curiosos símbolos. En el interior está el sepulcro de D. Rodrigo López de Quiroga. Rodeado de detalles de decoración que sorprende al ojo interesado. Santo Estevo de Atán también es muy antiguo pero fue destruido por los musulmanes, así que ha sido reconstruido. La última reforma la ha realizado el ayuntamiento, que planea suprimir el actual cementerio. Como en todas las demás iglesias destacan los detalles de decoración en cada una de las puertas. Nos acercamos ahora a la iglesia de San Vicente de Pombeiro representativa del tránsito del siglo XII al XIII. La fachada principal destaca por un hermoso tornalluvias, formado por seis pequeños arcos decorados con formas humanas y geométricas. Entre los retablos conservados destaca uno renacentista y otro barroco. Pero Ferreira no sólo es la principal ruta del románico en Galicia si no también un municipio aristocrático. Un ejemplo es la hermosa fortaleza medieval, el castillo de Maside, curiosamente situado en el fondo de un valle no en un alto. El Pazo de Reguengo del siglo XV destaca por su armonía. Y el pazo de Ferreiroá es el pazo del Bosque.
El futuro también aquí está en el turismo debido a que el despoblamiento no deja otras opciones. El año pasado el monasterio recibió casi 6000 visitas. El objetivo es que estos visitantes no sólo descubran Pantón desde un autobús del que bajan por unas horas si no que duerman en alguna de sus magníficas casas de Turismo Rural, y disfruten de los encantos de esta zona. Se ha dado un paso importante con la celebración de las jornadas de Exaltación del Románico. Estas agua sulfurosas que antiguamente convocaban a turistas en torno a un balneario pueden recuperar el antiguo protagonismo con un futuro balneario. Y para rematar la oferta hay 2 rutas de senderismo, la de la fervenza de auga caída, y la de las tumbas do preguntorio, unas tumbas antropomórficas excavadas en la piedra.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook