Mapa de recursos


Maceda, la villa medieval

Añadir a digg | Añadir a technorati | Añadir a wikio | Chuza esta nova | Añadir a Menéame | Añadir a Del.icio.us | Añadir a Yahoo | Añadir a tuenti | Añadir a fresqui | Añadir a facebook | Añadir a newsvine | Añadir a stumbleUpon | Añadir a spurl | Añadir a blinklist



 

Hablamos de historia y Maceda puede presumir de ella.

El sobrenombre de villa medieval en honor a las huellas del pasado hace referencia a la cara más conocida de la localidad ourensana de Maceda, la capital histórica de la Alta Limia.

 
Las calles del centro histórico recuerdan a cada paso el protagonismo de Maceda, por la que pasaba la Vía de Antonio en época de dominación romana. Hoy ese pasado se recupera y se promociona. El mejor ejemplo es la reconstrucción del castillo, una residencia fortificada donde, al parecer, pasó varios años de su infancia el rey Alfonso X el Sabio. Se encuentra en obras desde 1997 con objeto de convertirlo en referente turístico y de servicios. Un complejo cultural, con salas de exposiciones y conferencias, y turístico, con posada, mesón y cafetería. En reformas está también la finca de la fortaleza. Se trata de un bosque de once hectáreas de superficie que está siendo rehabilitado por un “obradoiro de emprego”, y que cuenta con un módulo de cantería encargado de la construcción de una fuente en lo que era un pequeño manantial. Pero hablábamos de historia, y de mucha puede presumir Maceda. En el interior de la iglesia de San Pedro se guarda el sepulcro gótico de don Xoán Yánez de Novoa. Un miembro de esta familia fue el marino Joao da Nova, quien, al servicio de la corona de Portugal, descubrió las islas de Ascensión y Santa Helena, en el océano Atlántico, y la que lleva su nombre, en el Índico, en el primer tercio del siglo XVI. Oriundo de Maceda, hoy su figura se recuerda en una exposición en la biblioteca municipal, que tendrá sede permanente en el castillo, cuna de la familia del navegante.
Del pasado viajamos al presente porque hoy Maceda es la capital administrativa, junto con Allariz, de su comarca. Si bien es cierto que ha perdido mucha población a lo largo del siglo XX, sus casi cuatro mil habitantes de hoy en día tienen a su alcance todos los servicios básicos, que dan cobertura igualmente a poblaciones vecinas. El futuro pasa por la consolidación de iniciativas empresariales en la zona. Una de las pioneras es, desde 1996, el vivero de la empresa pública Tragsa. Es el vivero forestal más grande de España, con 26.000 metros cuadrados, y es único también por su grado de automatización. Cuenta con tres líneas de producción: planta forestal, su especialidad, planta ornamental y planta de vid. Junto al vivero se encuentra el Centro de Mejora y Desarrollo Agroalimental. Son unas instalaciones dedicadas al empleo de tecnologías costosas y avanzadas en la producción y mejora de plantas o para investigación aplicada en materia agroforestal. Además de un laboratorio de cultivo in vitro, un invernadero y una sala de injertos completan las instalaciones. Para aprender a valorar nuestro medio o afianzar los conocimientos, una de las Aulas Forestales de la Consellería de Medio Ambiente se encuentra en Foncuberta, Maceda. Grupos de escolares reciben aquí una enseñanza fundamental como ninguna: el respeto por la naturaleza y las consecuencias de las agresiones a nuestro entorno. Ello tiene lugar en una finca donde el aprendizaje va de la mano del ocio. El sector agropecuario es el puntal económico de Maceda. Hasta 600.000 aves se encuentran en instalaciones como las de la cooperativa integrada en Coren, y no es la única de este tamaño en Maceda. Otro baluarte de Maceda es, sin duda, su extraordinario medio rural. Descubrir sus encantos, por obra de la naturaleza o como muestras de arquitectura popular, es fácil en parroquias como las de Castro de Escuadro o Xinzo da Costa. Un territorio aún por explorar para el turismo rural.


Comparte esta página o añade un comentario en tu Facebook



Última actividad en Facebook